Los Estados, obligados a cumplir con la preservación ante la UNESCO: Icomos

martes, 21 de junio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Durante la mesa “Autenticidad e integridad en los paisajes urbanos históricos”, realizada hoy en el Museo Nacional de Historia del Castillo de Chapultepec, salió a discusión el polémico tema del edificio H de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, cuyo emplazamiento alteró el campo visual del Espacio Escultórico. La zona central de Ciudad Universitaria está inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, y si bien el edificio H no está dentro de esta área, sí se construyó en la zona de amortiguamiento, que también está protegida por el organismo internacional. En mayo pasado la revista Proceso publicó una entrevista con Mónica González Contró, abogada general de la UNAM, quien consideró que, pese a que el edificio H se construyó en la zona de amortiguamiento del campus, no infringe las Directrices prácticas para la aplicación de la Convención del Patrimonio Mundial de la UNESCO, porque son “simplemente orientaciones de los Estados”, y “no son jurídicamente vinculantes (sujetos a obligación) en ninguno de los casos”. El abogado Ernesto Becerril, del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos) México, dejó hoy en claro que el Comité del Patrimonio Mundial es un organismo intergubernamental, y por lo tanto sus decisiones son vinculantes para los Estados que han suscrito una Convención, en este caso, la del Patrimonio Mundial (en el marco de la cual se declaró a Ciudad Universitaria). También subrayó que no es un organismo consultivo, sino que los Estados se obligan, por voluntad propia, a cumplir con los compromisos establecidos por la Convención. Además explicó que en el orden jurídico las convenciones internacionales están por encima de cualquier ley del país y sólo por debajo de la Constitución Política. En el mismo sentido, Gustavo Araoz, presidente de Icomos Internacional, señaló que nadie obliga a ningún Estado a inscribir un bien, pero cuando lo hace debe comprometerse en su conservación. Y destacó el apoyo que ha tenido la sociedad en la defensa del Espacio Escultórico como patrimonio cultural. Y se demuestra en las 35 mil firmas que han solicitado la demolición del edificio H. Sin embargo, la UNAM ya explicó públicamente que el edifico no será demolido porque se hizo una inversión en su construcción y es para salones de clase y cubículos de investigación.  

Comentarios