Ana Serradilla encabeza #YoMeComprometo, campaña contra el suicidio en Guanajuato

viernes, 29 de julio de 2016
GUANAJUATO, Gto. (apro).- La actriz mexicana Ana Serradilla, conocida internacionalmente por ser una narcotraficante en la serie colombiana La Viuda Negra, es la vocera de la campaña de prevención de la conducta suicida, titulada #YoMeComprometo, organizada por la Secretaría de Salud de este estado y con la participación del Festival Internacional de Cine de Guanajuato (Giff, por sus siglas en inglés), que se encuentra en su 19 edición hasta el 31 de este mes. #YoMeComprometo  contra el suicidio, que inició ayer, es para fomentar la responsabilidad moral y el compromiso de la sociedad en la prevención del suicidio, debido a que la condición mental de las personas  en riesgo les imposibilita buscar ayuda en la mayoría de los casos. Dicha campaña intenta implicar a los familiares, amigos y personas cercanas en la detección de señales de alarma y la búsqueda de ayuda. Como el suicidio es la segunda causa de defunción entre las personas de 15 a 29 años de edad a escala mundial, Serradilla llamó a que todos ayuden a detener el problema. En entrevista se le pregunta si cree que la violencia que padece México ha incrementado los suicidios, y responde: “son cuestiones químicas fisiológicas hasta cuestiones personales, pero no sé hasta que grado pueda influir vivir en una nación con conflictos como la nuestra, pero hay países que sorprenden por el número de muertes de este tipo, como Canadá, al cual se le atribuye que por el frío la gente se deprime con facilidad, ya que tiene seis meses con un frío tremendo”. En su opinión se debería realizar un estudio para ver qué tanto afecta en ese sentido la situación violenta de la República Mexicana. Explica que aceptó ser vocera de dicha campaña porque intenta “como actriz crear un impacto positivo en la vida de la gente”, por lo que espera que sí funcione “ante los pocos seguidores que yo tenga para que vean  el problema”. Serradilla protagonizó la serie televisiva La Viuda Negra (2015), que aún se trasmite por varios canales de paga, basada en el libro La patrona de Pablo Escobar, de José Guarnizo,  que habla de la narcotraficante colombiana Griselda Blanco, conocida como La Reina de la Coca, que fue cabecilla del Cártel de Medellín y pionera del crimen organizado en Miami, Estados Unidos, en la década de los setenta y ochenta. --Ahora se compromete con esta campaña, pero al recrear a Griselda Blanco en La Viuda Negra, ¿se influye para bien o mal en el público? --Claro que reflexiona uno si se hace un bien o un mal. Es un tema muy delicado, pero también uno no puede subestimar al público, la gente sabe distinguir perfectamente entre el bien y el mal, y no creo que porque haya una serie de suicidios o de narcotraficantes, el televidente vaya a decir  que quiere ser así. La gente tiene criterio y no podemos subestimarla de esa manera. “Igual, creo que estos temas deben ser abordados con mucha precaución y en este proyecto televisivo de Colombia, tratamos de cuidar mucho esa parte, porque es para un público general, muy amplio, y se trató de demostrar que no es una vida admirable ni apetecible, ni que cualquiera quiera llevar. “De hecho es una vida muy terrible. Son individuos que prácticamente viven horas extras todos los días. Es una vida muy oscura y desagradable. Sí son tópicos muy delicados que uno debe abordar con responsabilidad, pero las personas tienen la capacidad de distinguir lo que está bien o no, y saben distinguir entre la realidad y la ficción.” Ahora le parece muy delicada la situación de México, pero cree que “se le debe poner una atención especial a la corrupción y a la educación”, aunque considera que no será un cambio de la noche a la mañana: “La corrupción es una situación que está tan cristalizada en nuestra historia, que va a llevar tiempo resolverla, pero cada uno de los mexicanos tenemos la responsabilidad de no echarle la bolita al otro, hay que ser unos buenos ciudadanos y no cooperar con la corrupción, y mejorar al país, en lo que está en nuestras manos y fijarse en el prójimo. Debemos ser mejores seres humanos. “Todos podemos poner un granito de arena”, concluye.

Comentarios