Compartirán España y México la que fue casa de Luis Buñuel

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los secretarios de Cultura de España y México, José María Lassalle y Rafael Tovar y de Teresa, se reunieron este lunes para abordar el tema de la casa del cineasta Luis Buñuel (ubicada en la calle Cerrada de Félix Cuevas 27, Tlacoquemécatl, en la colonia Del Valle de esta capital) y donde los representantes de ambos países acordaron darle uso común a ese espacio. El inmueble que el gobierno español compró a Rafael Buñuel, hijo del cineasta, en 2010 para que fuera el Centro Cultural Cinematográfico de esa nación europea, ahora será sede de la Academia Mexicana de Ciencias y Artes Cinematográficas (AMACC), presidida por la actriz Dolores Heredia, así como de la Filmoteca Española, institución esta última que organizará actividades con la Cátedra Buñuel y con la también Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, “por lo que hablaron de preparar su utilización, siempre de conformidad con la legislación española”, se advierte en un escueto boletín de la Secretaría de Cultura de México. Esa casa fue la vivienda del realizador Un perro andaluzLos olvidados y Nazarín desde 1952 hasta 1983 (año en el que falleció). La idea de que el gobierno español adquiriera el inmueble para rescatarlo fue del cineasta Javier Espada, también director del Centro Buñuel Calanda (la morada en España del realizador surrealista), quien en entrevista a Proceso en 2011 explicó que sabía que los herederos de Buñuel, sus hijos Rafael y Juan Luis, estaban vendiendo la propiedad: “Entonces le propuse al Ministerio de Cultura de España, presidido por la cineasta Ángeles González-Sinde, que la adquiriera, y le interesó.” Así se inició una negociación que duró poco más de un año. Y Espada detalló: “Esa casa de dos plantas es un trozo de nostalgia de España, ¡había que recuperarla! La habitación del realizador se ubicaba en el primer piso con salida a una terraza que daba al jardín, donde solía organizar paelladas. Su lugar preferido era el bar, donde tomaba con sus amigos dry martinis.” Tras el golpe de Estado franquista, Buñuel salió de España a Francia, luego se trasladó a Estados Unidos, y hacia 1946 llega a la República Mexicana. Tres años después se nacionaliza mexicano; luego pide al arquitecto español Arturo Sáenz de la Calzada (también amigo del realizador aragonés) que construya su casa de ladrillo rojo (para evocar la Residencia de Estudiantes de Madrid donde vivió y conoció al pintor Salvador Dalí y al poeta Federico García Lorca) y de dos plantas.

Comentarios