'Julieta”, de Almodóvar, se estrena en México

jueves, 7 de julio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO, (apro).- Luego del fracaso taquillero que tuvo en España y sin llevarse ningún premio en el pasado Festival de Cine de Cannes, Julieta, la reciente película del español Pedro Almodóvar, llega a México. Algunos críticos coinciden que el largometraje “es muy bueno”, pero que la aparición del célebre cineasta en los polémicos #PanamáPapers afectó a su nuevo filme, porque se habló menos de esa cinta, tanto que en Cannes Almodóvar tuvo que abordar el tema ante una conferencia de prensa, aunque el moderador resaltó a los reporteros “estamos aquí para hablar de cine y de la película de Almodóvar, pero si él quiere responder...”: “Lo único que puedo decir es que soy una persona muy moral y no siento un ápice de culpa. No me siento culpable ni con la sociedad en la que vivo ni con la necesaria participación de mi riqueza con las clases más necesitadas. Y hablo así porque sólo podemos hablar del aspecto moral del asunto porque no hay nada objetivo.” Ahí, un periodista inglés le hizo la interrogante de la aparición de su nombre en los documentos: “La pregunta es demasiado general, pero sólo puedo decir que en los Papeles de Panamá mi hermano y yo somos figurantes, nada más. Uno de los problemas es que en la prensa española nos han tratado como absolutos protagonistas. Todavía no sabemos qué hay de verdad en todo esto. Y seguro que va a ser una buena historia de lo que ha pasado. “Pero creo que se me ha dado un tratamiento, por ser un hombre atractivo para los medios, que no me merecía. Yo no sabía nada. Si tengo alguna responsabilidad la asumo. Es lo único que puedo decir. La prensa ha creado tales expectativas que siempre va a resultar insuficiente lo que digo. Yo aplaudo la filtración. No estoy de acuerdo con los paraísos fiscales. Pero también estoy en desacuerdo con la mercantilización de la información por parte de las empresas periodísticas. Y de esto último, todos somos víctimas. Incluidos los periodistas que trabajan en esas empresas.” Finalmente Julieta se estrenará en el país el próximo 8 de julio, la distribuye Universal Pictures. La historia gira en torno a Julieta, y su hija Antía, quienes sufren en silencio la pérdida del marido y padre, pero el dolor a veces no une a las personas sino las separa. Cuando Antía cumple 18 años abandona a su mamá, sin una palabra, no le da explicación alguna, cuando se suponía que se llevaban bien, incluso Antía la cuidaba mucho. Julieta la busca por todos los medios y lo único que descubre es lo poco que sabe de su hija. Julieta aborda el destino, el complejo de la culpa y ese misterio insondable que hace abandonar a las personas que más se aman, borrándolas como si nunca hubieran existido. Es un largometraje con un ritmo lento, pero excelente y entretenido. Su fotografía destaca mucho. Y las actuaciones son muy buenas, ya que complementan toda la atmosfera de un pueblo en el mar. La cinta inicia con un primer plano de una tela de color rojo, pronto se descubre que un corazón palpita dentro, el de Julieta, pero el relato toma intensidad dentro de un tren y de noche. “Construí el guion de Julieta alrededor de las secuencias del tren nocturno. En un lugar tan metafórico y significativo, Julieta entra en contacto con los dos polos de la existencia humana: la muerte y la vida. Y el amor físico como respuesta a la muerte. Las dos veces que vemos a Julieta haciendo el amor febrilmente con Xoan alguien acaba de morir. Es la respuesta de ambos a la idea de la muerte”, son palabras del ganador de dos premios Óscar por Mejor Guion en Hablé con ella y Mejor Película Extranjera por Todo sobre mi madre. Homenaje a Alice Munro Julieta tiene su origen en un libro de la canadiense Alice Munro (Premio Nobel de Literatura en 2013), Escapada (Runaway). “Desde que leí ese volumen, pensé adaptar tres de sus relatos para el cine (Destino, Pronto y Silencio). Los tres relatos tienen en común a la protagonista, Julieta, pero no son consecutivos. Son tres historias independientes y yo he tratado de unificarlas, inventándome lo que hiciera falta. Así, explica: “El libro de Escapada lo puse físicamente en La piel que habito. En la bandeja que la carcelera Marisa Paredes (Marilia) le pasaba a la cautiva Elena Anaya (Vicente/Veral), además del desayuno, iba el ejemplar de Munro. Ya había empezado la adaptación. Había sustituido Vancouver por Nueva York, porque me siento más cercano a Estados Unidos que a Canadá. Los dos países viven la estructura familiar de un modo similar. “Los chicos abandonan pronto el hogar, cuando van a entrar en la universidad, y muchos de ellos se distancian de sus familias; la independencia también es emocional y geográfica. En España las relaciones familiares no se rompen nunca, el cordón umbilical que nos une con nuestros padres y abuelos sobrevive al paso del tiempo.” Sigue su narración sobre Julieta: “Trabajé en un primer borrador en español, traté de hacer míos los tres relatos y me moví con toda la libertad que exige la escritura de un guion, aunque sea una adaptación. Pero al final me ganó la incertidumbre, no estaba seguro del guion ni de mí capacidad para dirigir en inglés. Me da miedo cambiar de lengua, cultura y geografía. Así que guardé el primer borrador, sin un plan concreto al respecto, aunque ya tenía los derechos de los relatos de Munro.” Años después volvió a husmear en el borrador: “Me gustó más de lo que esperaba y probé que la historia ocurriera en nuestro país. Según avanzaba la versión española me iba alejando de Alice Munro, tenía que volar con mis propias alas. Sus cuentos siguen siendo el origen de Julieta, pero si ya es difícil traducir el estilo de la escritora canadiense a una disciplina casi opuesta a la literatura como es el cine, hacerla pasar por una historia española es una tarea imposible. Los admiradores de Alice Munro deben ver en mi Julieta un homenaje a la escritora canadiense.” Lo que llama la atención de este filme de Almodóvar es que es totalmente un drama, cuando se conoce más su ironía. Pero él mismo explica: “Me he contenido mucho en la puesta en escena, en la austeridad de los personajes secundarios. Nadie canta canciones. Tampoco introduzco secuencias de otras películas para explicar a los personajes. No hay el menor atisbo de humor, ni mezcla de géneros, o eso creo. Desde el principio tuve presente que Julieta es un drama, no un melodrama, género al que tengo inclinación. Un duro drama con aroma de misterio: alguien que busca a alguien que no sabe por qué se ha ido, alguien con quien has vivido toda la vida desaparece de la tuya sin una sola palabra. No se puede entender. Sucede, está dentro de nuestra naturaleza, pero es incomprensible e inaceptable. Por no hablar del dolor que provoca.” En la película hay una escultora como personaje, Ava, y una de sus piezas es referente, se llama El hombre sentado: “El escultor Miquel Navarro es el autor de El hombre sentado y de todas las piezas que aparecen en el taller de Ava. Convivo con esta escultura desde hace 20 años y desde entonces he querido que apareciera en una de mis películas. Hay paisajes, canciones y objetos que desde que los descubro, tengo el pálpito de que tarde o temprano aparecerán en alguna de mis películas. Los guardo y espero pacientemente los años hasta que llegue el largometraje adecuado. “Me pasó con el paisaje de la playa negra de Lanzarote en Los abrazos rotos, con el buzo de Átame, incluso con la toalla marrón con la que Antía y Bea secan a la deprimida Julieta. El póster de la exposición de Lucien Freud sólo esperó cuatro años hasta encontrar su lugar en la pared de la nueva Julieta, que vive un periodo de serenidad junto con Lorenzo Gentile. “Los cuadros de marinas son obra del pintor gallego Seoane. En la casa de Galicia quería que hubiera obra de artistas y artesanos de allí. Fue una suerte descubrir a Seoane. Las maravillosas cerámicas de Sargadelos también están presentes. El corazón del tatuaje lo firma Dis Berlin, y uno de los cuadros marinos que Antía recupera para su habitación cuando viene a Madrid.” El reparto lo conforman Inma Cuesta, Rossy de Palma, Susi Sánchez, Emma Suárez, Adriana Ugarte.

Comentarios