Premio Nacional de Dramaturgia Joven

sábado, 9 de julio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El año pasado se estableció el Premio Nacional Dramaturgia Joven Vicente Leñero y hoy, que se cumple año y medio de su ausencia, celebramos la puesta en escena de la obra ganadora y la publicación de ésta y de las dos menciones honoríficas. La pieza ganadora Antes, cuya autora es Jimena Martínez, egresada de la carrera de Literatura Dramática y Teatro de la UNAM, reconstruye la historia de dos amigas que accidentalmente comparten un departamento y que al final, que es el principio, sólo una de ellas permanece en él. Jimena Martínez propone una estructura dramática, hábilmente manejada, donde la historia se va construyendo de atrás hacia adelante –sin ser un clásico flash back–, trabajando bloques de escenas con los cuales el espectador completa los acontecimientos, va develando misterios y da significado a aspectos que sin el antecedente no tenían valor. Se llenan los recovecos de la memoria y se habla de un problema contemporáneo grave, la desaparición forzada de una activista. El punto de vista no está dado en lo macro-social sino en la microhistoria de dos amigas. Las menciones honoríficas correspondieron a la obra Los obscenos de Silere/Vórtex de Josué Almanza y Alguien a quien aferrarnos de Karla Rodríguez. La primera, una historia de ciencia ficción desenfrenada, y la segunda una comedia hilarante. El premio, creado el año pasado por iniciativa de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México encabezada por Eduardo Vázquez, consistió no sólo en la compensación económica para la autora, sino sobre todo llevar a la escena la obra ganadora. Este premio es de los pocos de dramaturgia que incluyen el montaje, lo cual significa comprometerse con el ciclo total del teatro y la finalidad última de un texto dramático. Antes se estrenó el 27 de mayo en el Foro a Poco No con un equipo creativo constituido por jóvenes: Martha Rodríguez, la directora y los actores Sofía Espinosa, Belén Aguilar, Laura Loredo y Gonzalo Herrerías. El espacio teatral donde se presentó empata con la propuesta dándole esa vivencia intimista entre los personajes y el espectador. El público se coloca uno frente al otro, teniendo de por medio el escenario, el cual está acotado por dos puertas gemelas en los extremos como si fueran espejos. La materia prima de la escenografía es de cartón y papel craft, dado singularidad a los objetos como son la computadora y el dinero. La obra, que tiene su complejidad, requiere de velocidad y ritmo para que no decaiga, y en esta puesta en escena las actrices consiguen la naturalidad que exigen sus personajes. La semana pasada Antes concluyó temporada y se festejó la edición del libro a cargo de la Editorial Paso de Gato con la obra ganadora y las dos menciones honoríficas. Esta publicación propicia que las piezas sean accesibles al público en general, a los interesados en conocerlas y a los que quisieran llevarlas al escenario. El apoyo a la nueva creación escénica mexicana a través del Premio Nacional de Dramaturgia Joven Vicente Leñero, es una aportación significativa para nuestro teatro y una provocación para que el autor que lleva su nombre se mantenga en la memoria. Se dan a conocer a jóvenes autores, se les incita a escribir y perfeccionarse, y recordamos a Vicente Leñero como pieza fundamental de nuestro teatro.

Comentarios