7:19, "una bofetada a la corrupción": Bichir

viernes, 5 de agosto de 2016
GUANAJUATO, Gto.- Para el reconocido actor Demián Bichir, la película 7:19, de Jorge Michel Grau, sobre el terremoto que sufrió México en 1985 y que se estrenará en México en septiembre próximo, tiene dos dedicatorias especiales: “Una, es a la memoria de las miles de muertes que pudieron haberse evitado, y dos, es una bofetada directa al rostro de la corrupción y la impunidad que aún reinan en México.” La historia se ubica en un edificio gubernamental de nueve pisos, donde Bichir recrea a un funcionario público con poder y Héctor Bonilla es el velador del lugar; con el temblor ocurrido a las 7 de la mañana y 19 minutos del jueves 19 de septiembre, el sitio se derrumba y quedan atrapados los dos personajes. –También se refleja ese distanciamiento y odio entre las clases sociales con el personaje de Bonilla y el suyo, ¿cómo ve esa situación en el filme? –se le pregunta en el marco de la 19 edición del Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF por sus siglas en inglés), cuya segunda etapa se efectuó del 27 al 31 de julio aquí donde se le organizó un homenaje por su trayectoria y trascendencia actoral–. –Este pequeño espacio funge como limbo. Es una representación universal de la desigualdad que rige al mundo entero. La inminente posibilidad de la muerte despoja a los personajes de cualquier rasgo de autoridad o estatus social. La fragilidad de la vida los confronta sin vergüenza y sin límites. Es un lugar idóneo para la redención. Los personajes representan a quienes todo lo tienen y a quienes nada poseen. Ante la muerte todos estamos indefensos. –¿Cree que aún falta investigar qué pasó con el papel del entonces gobierno ante su mala organización para rescatar a las víctimas del terremoto? –No sólo por la falta de capacidad de reacción ante la tragedia que vivimos, sino su complicidad con las corruptelas que permitieron construir edificios de papel sobre un terreno lodoso. La corrupción y la impunidad han sumergido a México en el desastre que es. Nominado al Óscar por A Better Life (Una vida mejor), de Chris Weitz, en 2012, subraya que “fue un placer” reencontrarme con Héctor Bonilla en un set, y que Jorge Michel ha sido un descubrimiento “formidable” para él. El tributo que le brindó el GIFF se lo dedicó a las víctimas de la corrupción y la violencia, sobre todo a los padres de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero. Bichir opina de la situación de México: “La mayor ofensa es la complicidad e ineptitud de los diferentes niveles de gobierno que han impedido brindar a su pueblo la más elemental justicia. Seguimos esperando a los líderes que quieran pasar a la historia como hombres valientes que velen por el bien común antes que por el suyo propio.” Por su parte, Michel Grau, relata a Proceso que otro aspecto que aborda 7:19, “aparte de la corrupción”, es el ocultamiento de cifras de muertos: “Cuando sucede el terremoto, toda la maquinaria gubernamental se pone a ocultar cifras y le dice al mundo que no pasó nada, que estamos bien, cuando la realidad era otra. Necesitábamos ayuda. Había mucha tecnología en Estados Unidos de rescate que pudo haberse implementado inmediatamente y que Miguel de la Madrid paró porque no había que dar esa imagen de que habíamos sufrido una tragedia.” Y suma: “Entonces hubo dos días críticos, en los que mucha gente que estaba atrapada falleció por las malas decisiones y por ocultar ese mal momento, y es que estaba muy cerca el Mundial de futbol… El PRI tiene como este rasgo de siempre: tener una cara y un perfil distinto.”

Comentarios