Muere Teodoro González de León, para quien la arquitectura no tenía reglas

viernes, 16 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Siempre polémico, el arquitecto Teodoro González de León falleció este día a los 90 años de edad, informó a través de su cuenta de Twitter el secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa. Nacido en la Ciudad de México el 29 de mayo de 1926, González de León fue considerado, junto con otros profesionales como Pedro Ramírez Vázquez y Ricardo Legorreta, como un arquitecto consentido por el régimen, dada la cantidad de obras que recibió a lo largo de su trayectoria. Cuando Tovar y de Teresa fue presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) por primera vez y se construyó el Centro Nacional de las Artes (Cenart), González de León hizo el edificio para el Conservatorio Nacional de Música, aunque la comunidad académica de dicha institución se opuso a su traslado y se quedó en el edificio de Mario Pani en Polanco. El edificio del Cenart se destinó finalmente a la Escuela Superior de Música. Discípulo de Carlos Obregón Santacilia, Carlos Lazo Barreiro y Mario Pani, González de León trabajó durante varios años con Abraham Zabludovsky (1924-2003), con quien realizó varios obras caracterizadas por el llamado concreto cincelado de enormes bloques, considerado estilo “brutalista”. Entre las obras de esa etapa pueden mencionarse el edificio del Infonavit en Barranca del Muerto, El Colegio de México en el Ajusco, el Museo Rufino Tamayo, la Universidad Pedagógica Nacional, la ampliación de las oficinas centrales de Banamex y la remodelación del Auditorio Nacional. También hizo obras de manera conjunta con Francisco Serrano, como la Biblioteca Pública Estatal y el Centro Administrativo de Gobierno de Villahermosa, Tabasco. Entre su obra individual se encuentran la sede del Fondo de Cultura Económica en el Ajusco, el Museo de Sitio de Tajín, la remodelación en el Centro Histórico de El Colegio Nacional del cual fue miembro desde el 28 de noviembre de 1989, el Museo Nacional de Arte Popular en el antiguo Edificio de Bomberos en la zona de la Alameda Central, el Centro Cultural Bella Época y el Conjunto Urbano Reforma 222. Doctor Honoris Causa por la UNAM en 2001 y por la Universidad Ricardo Palma de Lima, Perú, en 2006, el arquitecto fue reconocido también con el Premio Nacional de Ciencias y Artes en 1982. Obtuvo dos veces el Gran Premio de la Academia Internacional de Arquitectura en la VI y VIII Bienales de Sofía, Bulgaria, en 1989 y 1994, el Premio Ludwig van Beethoven de la Creatividad Arquitectónica en las Américas, el Premio a la Vida y Obra otorgado por CEMEX y la Medalla de Plata de la IX Bienal de Arquitectura Mexicana 2006, entre muchos otros reconocimientos. El 19 de septiembre de 2012 recibió la Medalla Bellas Artes y dijo durante la ceremonia que eligió su carrera sin la menor duda vocacional desde la preparatoria: “Ahora puedo decir que la arquitectura es realmente una forma de vida y, como forma de vida, no tiene reglas”. También pintor y escultor, expuso en 1996 en el Museo Rufino Tamayo la muestra Ensamblajes y Excavaciones. La obra de Teodoro González de León, 1968-1996, y en 2006 en la Casa Lamm Teodoro González de León, Pintura y Escultura 1975-2006. En sus últimos meses se sumó a la defensa del Espacio Escultórico al suscribir en la plataforma de internet change.org la petición dirigida al rector Enrique Graue para demoler el edificio H de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM que alteró la visual del edificio. Sin embargo, fue cuestionado porque al construir él en su momento el edificio del Museo Universitario de Arte Contemporáneo MUAC en el Centro Cultural Universitario, alteró igualmente la panorámica visual de la considerada joya de este espacio, la Sala Nezahualcóyotl. En mayo pasado al cumplir sus 90 años de edad, González de León, considerado también un ícono de la arquitectura mundial, recibió un homenaje en El Colegio de México. En el acto se informó que se iniciarían las medidas necesarias para que este edificio sea declarado patrimonio artístico de la nación; proyecto que ya no vio concluido.

Comentarios