Einstein y la rusa Konenkova, romance de espionaje

martes, 27 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En la serie rusa Einstein: La teoría del amor, que proyecta el canal Eurochannel, se muestran secretos de Estado, amores prohibidos y espías internacionales para revelar el polémico romance entre el famoso físico del siglo XX con la rusa Margarita Konenkova, quien fue encomendada por los servicios secretos soviéticos para obtener información sobre el desarrollo de la bomba atómica estadunidense. Este proyecto televisivo de cuatro episodios, filmado en Estados Unidos y hablado en ruso, se estrenó en Rusia hacia 2013 y es ahora cuando recorre el mundo. Lo dirigió Elena Nikolayeva, participando los destacados actores Aleksandr Baluev, Olga Budina y Dmitriy Pevtsov, entre otros. Lo interesante es que es la versión rusa de la escandalosa relación que cubrió la prensa en la década de 1940, pero que terminó a los cuatro años. Textos periodísticos y libros han abordado el tema; aunque en 1998 se confirmó que esa relación amorosa sí existió, cuando Sotheby subastó nueve cartas de amor que Albert Einstein le escribió a Konenkova (1895-1980). Él redactó los textos en su casa de Princeton, Nueva Jersey, durante el periodo de la postguerra, entre noviembre y julio de 1946, y ella los recibió en la entonces Unión Soviética. Pero aún no existen pruebas sobre si Kenenkova buscaba los secretos atómicos de Einstein. Esta mujer se graduó en la escuela femenina en Sarapul y luego estudió derecho, como su padre. Tenía contacto con muchos personajes de la época como Fyodor Chaliapin, Sergei Esenin, Anatoly Mariengof, Vsevolod Meyerhold, y el músico Sergei Rachmaninoff. En 1922 se casó con el escultor ruso Sergei Kenenkov y un año más tarde se trasladaron a Estados Unidos, porque el artista elaboraba un busto de bronce del científico, en la Universidad de Princeton. No obstante, se dice que en realidad el artista plástico y su esposa se trasladaron a Estados Unidos, donde residieron de 1920 a 1945, para obtener información de la bomba atómica y que Konenkova encantaba al autor de la Teoría de la Relatividad. Budina, quien hace el papel de Margarita, es una destacada actriz joven en Rusia, quien desde los años noventa es conocida. Y Pevtsov es una de las primeras estrellas también en la Rusia de los años ochenta en las pantallas chica y grande. El primer episodio de la miniserie está dedicado a cómo se conocen las dos familias Einstein y Konenkov, lo cual resulta muy atractivo al recrear la época y por su halo de misterio. En el segundo, se muestra a Albert Einstein y Margarita cuando comienzan a tener una relación más estrecha. Albert está listo para dejarse llevar por el amor, pero se contiene por miedo a herir a su esposa Elsa (Marianna Shults). Y la relación entre las familias fluye perfectamente. Konenkov (Aleksandr Baluev) acepta la invitación de Einstein a visitarlo. Konenkov, como de costumbre, bebe demasiado. Durante un paseo por el parque, Margarita de repente “recuerda” que olvidó algo en el auto; se disculpa y sale para el despacho de Einstein para tomar imágenes de los documentos, cálculos y dibujos del científico. En la parte tres Margarita continúa espiando a Einstein, tomando ventaja de su amor por ella, y entrega a los agentes soviéticos material importante sobre el desarrollo nuclear del científico. Nueva York ofrece entonces una nueva exposición de Konenkov. Para Margarita es una oportunidad de continuar sus tareas para la inteligencia soviética, en aras de la paz y el poder de su país. Durante la próxima reunión con un agente soviético, Margarita entrega la clave de la caja fuerte de Einstein, quien posee una amplia investigación sobre la radiactividad. En el último capítulo, la relación entre Konenkov y Margarita se deteriora. Él bebe demasiado y no trabaja adecuadamente. Margarita habla con Einstein solamente por afecto personal. En la víspera de Navidad, ella va de compras con Albert y le revela la misión que le encomendaron los servicios secretos rusos. Es una serie muy bien realizada en todos los aspectos, por lo que hay que aprovechar a verla. Se proyecta el 26, 27, 28, 29, y 30 de septiembre y habrá varias repeticiones.

Comentarios