La UNAM rinde homenaje póstumo al arquitecto Teodoro González de León

martes, 27 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) rindió este martes un homenaje póstumo a Teodoro González de León, pieza clave de la arquitectura mexicana del siglo XX y doctor honoris causa por esa institución. Al encabezar el evento, el rector Enrique Graue afirmó que el también Premio Nacional de Ciencias y Artes “acuñó en sus obras la modernidad y nuestras raíces; supo llevarlas a la vanguardia desafiando las convenciones propias de su tiempo. La curiosidad, la experimentación y la innovación fueron su sello distintivo”. “Teodoro González de León trazó a lo largo de su trayectoria profesional un sendero en el panorama arquitectónico y artístico de México. Con ello honró a la arquitectura mexicana y a nuestra universidad. Hoy estamos aquí para recordarnos que es y seguirá siendo un motivo de orgullo”, subrayó en la ceremonia efectuada en el teatro Carlos Lazo de la Facultad de Arquitectura. De acuerdo con un comunicado de esa casa de estudios, Graue definió el trabajo de González de León como una suerte de arqueología moderna, estética, luminosa, atrevida y sustancialmente mexicana; “hizo suyos los elementos de nuestra nación para darles un lugar especial en una plaza o en un patio, en un pabellón o en una terraza”, dijo. Por su parte, el director de la Facultad de Arquitectura, Marco Mazari, destacó la faceta de González de León como estudiante universitario y recordó que en 1947, junto con sus compañeros Gerardo Franco y Enrique Molinar, desarrollaron el esquema urbano que después dio vida a Ciudad Universitaria. “Sabemos que no podemos hablar de la arquitectura mexicana sin él y que esta escuela y esta universidad nunca podrán dejar de hablar de él como uno de sus alumnos predilectos, que es ejemplo y referente de todos aquellos que estudiamos en esta Universidad”, mencionó. En su oportunidad, el exdirector de la FA, Felipe Leal, se refirió a González de León como un ser incansable, prolífico y multifacético, con una capacidad creativa que le permitió lograr sus objetivos y que concibió edificios de cualidades singulares, auténticas marcas urbanas, íconos en el manejo de espacios abiertos y públicos. La lista de sus obras, comentó, son como una cascada de tenaz creatividad, entre las que se enlistan El Colegio de México, el Museo Tamayo, el Fondo de Cultura Económica, el edificio del Infonavit y el Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC), entre otros. Por su parte, el subdirector de Patrimonio Artístico Inmueble del INBA, Xavier Guzmán Urbiola, anunció que el próximo 29 de septiembre se inaugurará la última obra artística de González, en el Museo Tamayo.

Comentarios