Roger Waters contagia de rock, psicodelia y protesta política

jueves, 29 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).-  Un intenso viaje entre rock, psicodelia y protesta política enmarcó el primer concierto del británico Roger Waters en la capital mexicana, quien se presentó anoche en el Foro Sol y donde arremetió contra el candidato a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump y el presidente de México, Enrique Peña Nieto. El show arrancó pasadas las 21:30 horas en un ambiente frío que se sentía en la ciudad, luego de una fuerte lluvia que desapareció precisamente algunas horas antes para recibir al exlíder de Pink Floyd, Roger Waters, y encender así a las 58 mil almas presentes. Un paseo psicodélico emprendieron los fans de Waters, musicalmente envolvente al cobijarse, como telón de fondo, con una pantalla monumental que atravesaba el Foro Sol de lado a lado, semejando una media luna y donde se ofreció un recorrido de alta nitidez visual. Imágenes del cosmos y del suelo lunar, las memorias de Pink Floyd de los años 60 y 70, incluso la nostalgia hacia el desaparecido vocalista de la banda, Syd Barrett (1946-2006), así como los colores chillantes de la época en tiempos del “amor y paz”, fueron algunos pasajes que se apreciaron en una pantalla que apenas dejaba ver al rockero y su agrupación. [caption id="attachment_442514" align="alignnone" width="702"]El músico y compositor británico Roger Waters. Foto: Tomada de Facebook El músico y compositor británico Roger Waters. Foto: Tomada de Facebook[/caption] Speak to Me, Breathe y Set the controls for the heart of the sun, levantaron los ánimos alucinantes que se desbordaron especialmente cuando se escucharon los acordes de Time, sintiéndose los primeros alaridos de la audiencia. Posteriormente, el escenario se transformó en la fábrica que ilustra al disco Animals (1977) y se escuchó Pigs, misma que prendió el alma contestataria y de crítica, al aparecer fotogramas contra Donald Trump, donde se veía al aspirante republicano en un montaje semejando a un cerdo y que por su boca escurría vómito. Le siguió de esta manera Another Brick In The Wall, mientras de fondo se veía el mensaje: “Trump eres un pendejo”. Un cerdo aerostático empezó a flotar sobre el público de las primeras filas y se alcanzaba a ver en todo el Foro, con una serie de consignas en directo apoyo a los desaparecidos estudiantes normalistas de Ayotzinapa y que la letra decía: “43 nos faltan y Miles Más”, “Vivos los queremos” y “Fue el Estado”. Le prosiguió Mother, misma que le dio la apertura para establecer sus consignas hacia el presidente de México, sin que en ningún momento enunciara su nombre visualmente se fondeó: “Renuncia Ya”, a lo que le siguieron las rechiflas de los asistentes. Roger Waters apareció para leer una carta que traía en sus manos con dedicatoria al mandatario: “Señor presidente, más de 28 mil hombres, mujeres, niñas y niños han desaparecido. Muchos de ellos durante su mandato, desde el 2012. ¿Dónde están? ¿Qué les pasó? El no saber es el castigo más cruel. Recuerde que toda vida humana es sagrada; no sólo la de sus amigos.” Con un español entrecortado pero entendible, concluyó: “La gente está lista para un nuevo comienzo, es hora de derribar el muro de privilegios que divide a los ricos de los pobres; sus políticas han fallado. La guerra no es la solución. Escuche a su gente, señor presidente; los ojos del mundo lo están observando”. Con ello parecía que concluiría el show, sin embargo, para deleite de las multitudes continuó para dar cerrojazo con Run Like Hell, Vera, Bring The Boys Back Home, y finalmente Comfortably Numb, dejando satisfechos a sus fans poco más allá de la media noche. (Esta crónica fue solicitada a César Muñoz Valdez para los lectores de Apro y proceso.com.mx)

Comentarios