Museo del Rock Mexicano

lunes, 5 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El rock nacional cumplió ya más de 50 años de existencia. Durante este tiempo ha tenido momentos de auge y represión; pero siempre se ha mantenido presente, aunque no es la música que goce de mayor popularidad en el país. Es innegable la importancia de su aporte a la vida cultural del país y es necesario el reconocimiento para los que han aportado con algo a la tradición rocanrolera mexicana. Afortunadamente, durante estos últimos años la documentación del género ha crecido, así como el interés por contar las historias de los protagonistas y darles un lugar en la historia, pese a los mismos músicos quienes son los primeros en restarle importancia a su trabajo y opinan que los modelos “agringados” –como el Salón de la Fama del Rock and Roll– están muy alejados de la realidad nacional. La iniciativa de crear un museo dedicado a la historia del rock nacional ha estado en el aire por muchos años, y es hasta este 2016 que Francisco Sánchez-Loaeza y Gerardo Montagno han lanzado el proyecto de manera oficial. Comenta Sánchez-Loaeza: “Todos tuvieron la idea, tenían la intención, la iniciativa estaba en proceso… pero pasaron los 50 años y no vi que nadie hiciera nada, no hubo eventos, festejos, celebraciones, ni siquiera un concierto. Queremos que el rock mexicano sea reconocido por las nuevas generaciones y revalorado por la sociedad.” Anteriormente ha habido esfuerzos por llevar el rock a las galerías y museos como las exposiciones Mortalidad y Continuidad de los propios Sánchez-Loaeza y Montagno, así como 25 discos que cambiaron el rock mexicano de Ricardo Bravo en el Museo Anahuacalli, y El Rock en México 1950-2010 en el Museo del Objeto; pero no se hablaba de un museo dedicado enteramente al género. La primera etapa de este nuevo proyecto comprende un museo virtual en internet, para después pasar a un inmueble una vez que se hayan conseguido apoyos económicos mediante una campaña en la página Fondeadora (más información aquí: https://fondeadora.mx/projects/museo-del-rock-mexicano). Dice Sánchez-Loaeza: “La versión virtual generará la atención y fondos suficientes para finalmente inaugurar el Museo del Rock Mexicano tangible, físico, material, no sólo para la exhibición y disfrute del público en general, sino también con espacios para la restauración y conservación, y eventualmente, adquisición de la obra, entre otros.” El plan es ambicioso. Sin embargo, la historia del rock es tan vasta que merece un espacio muy amplio para mostrarla. Sánchez-Loaeza y Montagno tienen un gran archivo, y si se invita a participar a otros coleccionistas crecería aún más: “Contamos con una de las colecciones más completas de rock mexicano que existen, ya que aparte de tener innumerables acetatos, son más de diez mil posters, fotografías inéditas y documentos, como debe ser para cualquier musicólogo, antropólogo, historiador y fan interesado en el tema. Tenemos también mucho material inédito de audio y video, y conservamos en nuestro acervo más de doscientas pinturas y esculturas.”

Comentarios