Judith Mateo, reina del violín celta, inicia presentaciones en la Ciudad de México

viernes, 20 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Con ma?s del millo?n de escuchas en Internet vía Spotify a su cuarto álbum Celebration Days, la española Judith Mateo se consolida ya como una sobresaliente violinista rockera tras el lanzamiento del quinto CD, Rock Is My Life (Warner Music Spain), presentándose en cuatro conciertos durante su primera visita por México a finales del mes de enero. Desde Madrid donde radica, Judith Mateo explicó vía telefónica: “Van a ser tres actuaciones en la Ciudad de México: el 21 en el Rock Son Villa Coapa (Tlalpan); el 25 en el Centro Cultural España, y el 27 en Rock Son del Centro Histórico. Voy a presentar Rock Is My Life con un cantante; pero yo interpretaré al violín una mezcla de todos los cinco discos que tengo grabados, pues no me puedo quitar tan fácilmente las influencias celtas de mis inicios profesionales.” --¿Había venido antes a México? --A tocar no, nunca. Bueno, sí fui… ¡pero cuando tenía 15 años de vacaciones con mis padres, a Acapulco! Ahora iré con José, que es el cantante y quien me acompaña en mis conciertos, incluso fuimos al Japón en abril del 2016 donde presentamos Rock Is My Life, adaptada al castellano por Chuse Joven; mira, cuando haces la primera incursión en un país donde nunca has estado, como México, no puedes ir con toda tu banda. Hay que ir construyendo tu público poco a poco, ¿me entiendes? Judith Mateo nació en Cuenca, si bien su abuela provenía de Asturias, al norte de España, tierra ligada a la herencia celta. Actualmente radica en Madrid y orgullosamente declara desde la capital hispana: “¡Yo soy de Castilla La Mancha!” --¿Por qué escogió el violín? --Mi abuelo era músico, entonces en la familia siempre ha sido muy importante la música en mi casa, y el violín me llamó la atención. Cuando me inscribieron al Conservatorio de Cuenca yo escogí el violín porque me llamaba muchísimo la atención su sonoridad, la forma que tenía me cautivó; acabé la carrera de clásico en el Conservatorio de Madrid y estuve como diez años de docente, fui profesora de violín hasta que llegó un momento en que sentí ganas de viajar para ofrecer mis propios conciertos. “Tuve que dejar la docencia en parte y desde hace unos años me dedico además a los medios de comunicación. Ahora mismo estoy en un programa de radio en España todos los martes y miércoles, de 10 a 11 de la noche, donde entrevisto a múltiples artistas, sobre todo del rock.” --¿La música celta sigue siendo parte de su vida? --Sí, es muy importante. Yo estuve viviendo en Irlanda casi cuatro años, en Waterford, al sur de Dublín, por el canal de St. George… --¿Aprendió la lengua? --No aprendí el gaélico, porque es un idioma muy complicado y no todas las familias lo hablan allá; pero sí hablo inglés y absorbí mucho de la cultura y de la música celta e irlandesa. Platiqué con muchísima gente y me encontré con bastantes músicos para a mi regreso grabar mi primer disco Tir Nan Og basado en aquella experiencia musical celta con el folk de Irlanda. “Después tuve una evolución con mi segundo disco (Mientras el cielo no caiga) que es más folk rock; luego el tercero Ashes (Cenizas) con más tendencia de rock, y el cuarto también de rock, al punto que la compañía disquera le gustó tanto que nos propuso hacer una segunda parte, aunque no me gusta llamarlo así, cual continuación de Rock Is My Life que salió en 2016, una mezcla de folk rock. Rock Is My Life es un álbum que contiene piezas como: “Smoke on the Water”, de Deep Purple; “Nothing Else Matter”, de Metallica; “Thunder”, de AC/DC; “La Grange”, de ZZ Top; “More Than a Feeling”, de Boston; “Basquet Case”, de Green Day; “Sweet Home Alabama”, de Lynyrd Skynyrd y “Walk on the Wild Side”, de Lou Reed. --¿Cómo se acercó al rock? --Creo que ha sido una evolución en mi propia vida; yo empecé a trabajar en radio donde empecé a entrevistar a mucha gente del rock, yendo a conciertos y de nutrirme con este tipo de música. Fue como una lección nueva para mí y me dije: ¿Por qué no hacer un disco de rock? Y ya lo ves que en Spotify he llegado al millón de escuchas. Todos mis discos están plasmados de mi vida personal… --¿El estilo de los reels y jigs de la música folk celta tradicional continúa en su repertorio? --Bueno, sí; pero recuerda que yo todos los días practico siempre música clásica, así que interpretar jigs y reels basados en los ritmos celtas e irlandeses es lo que hago en directo y voy a llevar ahora a México, aunque hay temas que son más versiones mías de piezas de rock famosas (http://www.judithmateo.com/). Mundo sin fronteras --¿Qué siente al tocar el violín? --Pues para mí el violín es mi vida, ¿no? No veo mi vida alejada jamás del instrumento porque es una parte de mí. La marca de su violín es Mark Woods y las cuerdas son D’Addario. --¿Cómo fue su experiencia con la Orquesta Reciclados de Cateura, del Paraguay? --Fue el 4 de enero, en el Teatro Real de Madrid. Yo ya conocía desde antes a esta orquesta pues tiene un gran prestigio a nivel mundial, además de ser de los grupos teloneros del conjunto de rock duro Metallica en toda Latinoamérica y están haciendo mucho por los niños (http://www.recycledorchestracateura.com/orquesta). “Favio Chávez es su director y comenzó con todo eso de construir instrumentos con materiales de deshecho, con basura, y darles una segunda oportunidad a los niños pobres en el Paraguay, porque él es violinista. Entonces, poder tocar yo con ellos y ver lo que hacen, la felicidad que tienen y la felicidad que da la música ha sido una experiencia irrepetible. --Usted también compone música, ¿cómo es su proceso de trabajo creativo? --Bueno, pues mira que hay temas y temas... Hay veces en que tengo que sentarme a componer porque tengo que sacar un disco mío, y después de componer tanto se van sacando ideas. Tengo letras que son mías y van cantadas en los discos, tengo un libro donde voy escribiendo cosas. En ese tenor, ha escrito también dos cuentos para niños que espera publicar pronto; sin embargo, no quiso dar más detalles sobre esta faceta. --¿Ha pensado en componer alguna obra sinfónica para violín? --No, por ahora sólo hago composiciones para mí con mi violín o para pasármelo bien, o para tocar con mi banda. Como tengo estudios de clásico y he estudiado armonía y todo eso, aún no me he metido a fondo por aquellos lares de la composición sinfónica. --¿Y qué tal por los lares del flamenco? --¡Huy, tampoco! Me queda muy lejos también. El flamenco es muy del sur de España y yo soy más del norte de España, por lo cual lo mío es lo celta. --¿Le interesan otras músicas como la de Arabia, por ejemplo? --Tengo un tema así, “Bir Ganduz”, del CD Mientras el cielo no caiga, porque yo he ido mucho a los campamentos saharauis, en el desierto del Sahara. Su labor de ayuda al pueblo saharaui, afirma Judith, la ha llevado a celebrar varios conciertos bene?ficos en el Sahara occidental junto a artistas locales e internacionales. No menos importantes han sido sus actuaciones en Be?lgica, Francia, Palestina, Italia, Egipto, Portugal, Marruecos o Tokio; desde el Parlamento Europeo a las playas del Algarve, pasando por la Plaza del Pesebre de Bele?n y los parques naturales del norte de Italia. --¿Le preocupan los migrantes? --Sí, la situación la estamos viviendo muy de cerca aquí en Europa, máxime con el tema de los sirios que acabo de ver en el telediario, ellos están haciendo cola ahora mismo para comer bajo una temperatura de menos de 20° centígrados… “Hay gente en países que no quieren dejar entrar a los refugiados y otros que sí. Yo soy partidaria de un mundo sin fronteras, para que todo mundo se pudiese mover e ir a trabajar donde le diese la gana.” --¿Cuáles son las fronteras para usted, Judith? --Pienso que no hay fronteras. Es un lenguaje universal, menos para alguien instrumentista como soy yo, y te comentaba: estuve en Oriente el año pasado y ahora voy para México, un país al que le traigo muchas ganas desde hace tanto tiempo y por fin se va a concretar en realidad este viejo sueño. “Mira, yo soy una persona muy inquieta, no planeo demasiado sino que se me van ocurriendo cosas en el momento. Quiero centrarme en esta visita artística a México, en pasármelo muy bien y eso significa disfrutar toda la promoción, los conciertos y el contacto con la gente y el público de México, ¿no? “A la vuelta ya se está preparando un concierto aquí en Madrid, estoy cerrando fechas y quiero seguir con mis programas de radio, pues conozco montón de artistas nuevos. Anhelo seguir haciendo música y ser feliz, que es lo importante.” --Personalmente, ¿le atrae tener familia o viajar? --Viajar es muy importante para mí. Quien no viaja no disfruta ni sabe vivir. Sirve para conocer otras culturas y formas de pensar, con eso creces tú personalmente, ¿no? Y abres tu cabeza, también. “Así, entonces, creo que viajar debería ser una asignatura obligatoria para todo ciudadano del mundo, quiero seguir viajando todo lo que pueda. Y con mi pareja, pues pretendo viajar con mi compañero y ser muy feliz.”