Ganar el Premio Cervantes 2017, 'una buena manera de comenzar el día”: Sergio Ramírez

jueves, 16 de noviembre de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Con el anuncio de hoy por parte del jurado del Premio Cervantes de Literatura 2017, el escritor, periodista y revolucionario sandinista, Sergio Ramírez, se convirtió en el primer nicaragüense y centroamericano en recibir el máximo reconocimiento en letra española. El autor, de 75 años de edad y exvicepresidente de su país entre 1985 y 1990, fue elegido por el jurado debido a que su obra “aúna la narración, la poesía y el rigor del observador y el actor, así como por reflejar la viveza de la vida cotidiana convirtiendo la realidad en una obra de arte, todo ello con excepcional altura literaria y en pluralidad de géneros, como el cuento, la novela y el columnismo periodístico”. El fallo del galardón fue dado a conocer por el ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, acompañado de Darío Villanueva (director de la Real Academia Española y a su vez presidente del jurado del Cervantes), y el escritor barcelonés Eduardo Méndoza, ganador del Cervantes 2016. Cerca de las 7:00 horas, Méndez de Vigo le dio a conocer al nicaragüense la decisión vía telefónica, a lo que el Ramírez contestó: “Es una buena manera de comenzar el día”. El premio está dotado de 125 mil euros. Sergio Ramírez Mercado (Masatape, 1942) estudió Derecho al tiempo que fundó la revista literaria “Ventana”, en 1960, y diez años más tarde se editó su primera novela: Tiempo de fulgor. En 1977, encabezó el grupo opositor de “Los Doce” formado por intelectuales, empresarios, sacerdotes y dirigentes civiles que apoyaron el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) que luchó contra el régimen del entonces presidente nicaragüense Anastasio Somoza. Después, en 1985, fue nombrado vicepresidente del gobierno nicaragüense junto a Daniel Ortega. Se retiró de la política en 1996 para dedicarse de lleno a la literatura, misma que alternó con el periodismo y el ensayo. Entre sus obras destacan Castigo divino (1988) que obtuvo el Premio Dashiel Hammet, en España; sus memorias de la revolución, Adiós muchachos (1999); Baile de máscaras, Premio Laure Bataillon a la mejor novela extranjera traducida en francés en 1998; Margarita está linda la mar (Premio Alfaguara 1998, y Premio Latinoamericano de Novela José María Arguedas por la Casa de las Américas de Cuba); Sombras, nada más (2002), Mil y una muertes (2004), La fugitiva (2007); el libro de ensayos Tambor olvidado (2008); y la obra policiaca El cielo llora por mí (2008). De los cuentos Catalina y Catalina (2001), El reino animal (2007), la antología de cuentos Perdón y olvido (2009) y Flores oscuras (2013). En 2011, recibió en Chile el Premio Iberoamericano de Letras José Donoso por el conjunto de su obra literaria, y en 2014 el Premio Carlos Fuentes. Ramírez Mercado imparte clases desde 1999 tanto en Estados Unidos como España, Chile, México y Perú.

Comentarios