'One of Us”: Intolerancia y exclusión

jueves, 16 de noviembre de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).– En la comunidad jasídica de Nueva York nunca se está solo, siempre hay alguien que cuidará de ti, y eso es sumamente atractivo y hasta cierto punto deseable, según comenta la consejera de la organización Footsteps, un grupo de apoyo para hombres y mujeres que desean salir de dicha comunidad, y lo han conseguido. Pero cuando te sales, todo eso se acaba. Ese es el tema del documental de Heidi Ewing y Rachel Grady, llamado One of Us: la disidencia de la comunidad jasídica, una facción ultraortodoxa del judaísmo (según cuenta el documental), cuyos orígenes se remontan a la Europa oriental del siglo XVIII. Y es que aquellos que desean salir, aquellos que se inconforman, enfrentan el ostracismo, como Ari, quien comenzó a cuestionar las reglas de la comunidad y los amigos con los que había crecido, le retiraron el habla y el saludo. Ari expone su malestar a un miembro mayor de la comunidad llamado Yosef Rapaport, quien le responder que el jasidismo no pretende profundizar sobre asuntos filosóficos ni sobre temas relacionados con la existencia de Dios, sino hacer cosas de manera repetitiva. La cinta expone dos historias más: la segunda sigue la historia de Etty, una mujer que se casó a los 18 años y que tiempo después terminó entregando a su marido a las autoridades por abuso doméstico, acción iba en contra de la ley religiosa de la comunidad. Etty desea separarse y tener la patria potestad, pero la comunidad presentará una fuerte oposición y legalmente hará lo que sea necesario para que ella pierda el caso. El otro caso es el de Luzer, quien tuvo que irse hasta Los Ángeles para ganarse la vida como actor. Y es que una vez que salió de la comunidad descubrió que no sabía hacer nada que le ayudara a sobrevivir. Es por eso que la mayoría de los que salen terminan regresando, antes de caer en las drogas o en la cárcel. En las tres historias los personajes se encuentran asfixiados por una serie de reglas que van a contracorriente del mundo moderno. La comunidad jasídica tiene su propia red de ambulancias y servicios médicos, así como otra de escuelas; éstas preparan a los individuos a vivir dentro de la comunidad, pero si deciden salir de ella, se dan cuenta de que no tienen las herramientas para sobrevivir fuera del mundo en el cual crecieron y que ahora se ha tornado sumamente hostil. One of Us es un documental perturbador, cargado de dolor y ansiedad a través de un grupo de personas que no desean vivir bajo lo que consideran el yugo de las tradiciones, y que luchan por hacerse de un lugar en el mundo, sin el apoyo de aquellos que decían amarlos.

Comentarios