La coreógrafa y bailaora Pilar Rioja recibe la Medalla Bellas Artes

martes, 28 de noviembre de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un homenaje más se sumó a la larga lista de encuentros donde se ha rendido tributo a la coreógrafa y bailaora de 85 años Pilar Rioja, quien en una ceremonia recibió la Medalla Bellas Artes, la máxima presea entregada por el INBA que así reconoce sus aportaciones al arte nacional. En el caso de Rioja, se destaca su trayectoria artista y aportación a la danza española y flamenca a las que incorporó ritmos mexicanos y latinoamericanos. El acto se realizó la noche de ayer en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, en donde Lidia Camacho, titular del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA); el crítico de danza Alberto Dallal y el diseñador de vestuario Guillermo Barclay –a través de un mensaje que leyó Ariadna Yáñez Díaz, investigadora del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información (Cenidi) de Danza José Limón–, fueron los encargados de destacar la trayectoria de la bailaora. Acorde con Camacho, Rioja es una leyenda de pasión y maestría, una artista de la danza: “Ha tenido de su lado tanto la técnica como el espíritu de la danza, que al final acaban siendo una sola cosa, de ahí su rigor y su soltura, de ahí el dominio del cuerpo y la libre expresión de los movimientos con los que siempre nos sorprende”, dijo. Mientras que en su turno Dallal se encargó de hacer un breve recorrido de la trayectoria artística de la coreógrafa: “Es una figura de la danza que une el vigor y la delicadeza, la fluidez y la fuerza corporales. La vocación por la danza española se convirtió en una especie de alma, latido o elemento vital que convirtió el cuerpo de Pilar en una concentrada obsesión. “Es un homenaje a su larga, evidente e intachable trayectoria como bailarina mexicana multiformal y definitiva de la danza española. ¡Viva Pilar Rioja!”. Yáñez Díaz, investigadora del Cenidi “José Limón”, dio lectura a un texto enviado por Guillermo Barclay, diseñador de vestuario que trabajó por años con Rioja: “Hay un elemento que Pilar posee cuando baila y es la gracia, ese algo que es otorgado a pocos seres en la vida y, con la gracia, Pilar nos entrega la pureza, la alegría, el dolor, la ebriedad erótica de su arte. “Solamente un ser que ha sido dotado con el privilegio de convertir el movimiento en ritmo expresivo, en pasión, exaltando el corazón de quien la ve bailar, puede lograr lo que Pilar logra: llenarnos de felicidad hasta las lágrimas”. Rioja agradeció conmovida al público por brindarle ánimos y la fuerza para seguir superándose: “Y no pierdo las esperanzas de todavía bailar, les voy a dar la sorpresa”. En octubre pasado la bailaora también recibió un acto-homenaje, en esa ocasión en la Casa de Coahuila (asociación civil) de esta ciudad, donde se le otorgó la Medalla Nazario Ortiz Garza, máximo reconocimiento “por llevar el nombre de Coahuila y México por el mundo con el arte plástico y estético de su danza”, y la Castañuela de Plata otorgada por La Casa de Andalucía en México, “como reconocimiento por su contribución a la difusión del baile andaluz en los escenarios mundiales más importantes”. Entre otros reconocimientos que la bailarina ha obtenido se encuentran el Homenaje “Celebrando a Pilar Rioja” en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris en 2015, la Medalla y homenaje de Oro en el Festival Internacional de la Cultura Maya en 2015, el Premio Xochipilli 2014 y homenaje de Conaculta (ahora Secretaría de Cultura) en 2014, por trayectoria y contribución a la danza española y el Homenaje y Medalla INBA “Una vida en la danza” (1991), entre otros.

Comentarios