"Paco" Beverido: Honoris Causa de la Universidad Veracruzana

lunes, 18 de diciembre de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El lunes 11 a Francisco Beverido le fue otorgado el Doctorado Honoris Causa de la Universidad Veracruzana (UV) por su contribución al desarrollo de las artes escénicas. Oriundo de Córdoba, Veracruz, y radicado en Xalapa desde su adolescencia, a Paco Beverido lo ha caracterizado su pasión y entrega por el teatro. Con un espíritu de servicio y creatividad, ha sido actor, director, editor e investigador teatral, y de gran trascendencia desde el teatro veracruzano para la escena mexicana. Ha interpretado personajes que quedan en la memoria de muchos espectadores, y hasta en su intervención el día de la entrega del reconocimiento adoptó el papel de Ivanovich Niujin en Sobre el daño que hace el tabajo de Chejov, para expresar, como parte de este texto, frases como: “Hubo un tiempo en el que fui joven, inteligente... en el que estudié en la universidad... en el que creí y soñé!... ¡Pero ahora no necesito nada!... ¡Nada, salvo la paz!...”. Lo ovacionaron, agradeció, se emocionó y habló del teatro como fuente de conocimiento y no sólo como reflejo de la vida. Para él, en el teatro, el espectador puede contrastar la visión que tiene de la vida con la que le presenta la obra de una manera vital. Y si considera al teatro como un laboratorio científico, así lo vivió desde sus inicios cuando formó su grupo Teatro experimental. Beverido ha sido un referente en el Teatro Universitario Veracruzano tanto como profesor  y promotor. Colaboró con grandes creadores como Manuel Montoro, quien dirigió la Compañía de Teatro de la UV en los sesenta (y actualmente radicado en Xalapa) y Raúl Zermeño que en los setenta la reestructuró y fundó la Facultad de Teatro. Fue director de la Compañía y del Instituto del Teatro de esa universidad, así como director del Instituto de Cultura del Estado en los ochenta. Su labor incansable ha hecho que la comunidad escénica lo reconozca y que sus aportaciones siempre nos beneficien de una y otra manera. El Centro de Documentación Teatral Candileja, A.C., desde 1995 ofrece a estudiantes, maestros, creadores e investigadores una biblioteca amplia con libretos y libros teóricos sobre escenografía, vestuario, historia y análisis teatrales, así como programas de mano, carteles y videos que recogen la actividad teatral de Xalapa desde los años cuarenta. Organiza también el Festival de Teatro Alacena para puestas en escena de pequeño formato y es fundador del espacio independiente La Caja, que continúa en funcionamiento. A principios del 2000, fue el organizador de los animadores en la gira de la exposición interactiva de El Mundo del Teatro que habían elaborado Bertha Hiriart, Alejandro Matzumoto, Giovanna Recchia y la que esto escribe, y que motivó a gran cantidad de niños. Su pasión por el teatro, y sobre todo su compromiso con él, tiene un sin fin de ramificaciones. Y así como es subdirector de la Tramoya. Cuaderno de Teatro desde hace muchos años, se recuerdan las puestas en escena donde participó como actor y director. Traigo a la memoria su magnífica interpretación del tirano inválido en Final de partida, dirigida por Montoro en el 2005, y obras que otros recordarán y que él dirigió en los ochenta, como La noche de los asesinos de José Triana, Acto Cultural de J. Ignacio Cabrujas y Clotilde en su casa de Jorge Ibargüengoitia. Francisco Beverido es un gran hombre de teatro, una gran persona y un creador que merece, y más aún, este reconocimiento.

Comentarios