Luis Miguel logra acuerdo con su exmánager

miércoles, 10 de mayo de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El cantante Luis Miguel logró un acuerdo con su exmánager William Brockhaus, que lo demandó por incumplimiento de contrato, informaron abogados de ambas partes. El artista debía comparecer mañana en la corte federal de Los Ángeles, California por orden de la juez, pero tras el acuerdo se da por resuelto el conflicto, sin que ambas partes revelaran los montos acordados y si incluirían el Rolls Royce de Luis Miguel, como había ordenado un juez de Nueva York. Este miércoles los abogados difundieron que el acuerdo se hará llegar en las próximas horas a la corte federal de Los Ángeles y a la corte federal de Nueva York, en donde existía un litigio pendiente, de acuerdo con información difundida por la agencia Notimex. El pasado 17 de abril, la juez Virginia A. Phillips ordenó a las autoridades federales que buscaran y detuvieran al intérprete de música funk, bolero, mariachi, tangos y baladas románticas, luego de la tercera inasistencia del artista ante citatorios judiciales y por su falta de respuesta a una demanda de un millón de dólares interpuesta por su exmánager. Tras comparecer la semana pasada ante la corte federal de Los Ángeles para responder por una orden de arresto, Luis Miguel quedó en libertad después de firmar un documento en el que se comprometía a regresar este jueves 11 a la sala 680 de la corte federal angelina. Sin embargo, tras el acuerdo con su William Brockhaus, su presencia ya no será necesaria y sólo será presentado el documento ante la juez para que quede registrado. El cantante, que no había respondido a una demanda de un millón de dólares interpuesta por Brockhaus por incumplimiento de contrato, tiene otra demanda por no concretar una gira de conciertos con su compatriota, el cantante Alejandro Fernández, y una más por un préstamo a Warner Music México por tres millones 650 mil dólares, que no ha podido pagar. En la querella 2-16 cv 06275 VAP (JPRx) presentada ante la corte central de distrito de California, Brockhaus –dueño de la compañía Liquid Capital West Texas– se quejo que Luis Miguel había sido demandado y que desde hace varias semanas se había negado a recibir las notificaciones. Indicó que se contrató a investigadores para hacerle llegar las notificaciones en sus domicilios en Beverly Hills, Las Vegas y Acapulco, México. En todos los casos la constante había sido que cuando se contactó al cantante éste se negó a recibir y firmar el documento, pero en uno reciente hay evidencias de que lo rompió y una parte quedó en el interior de su vehículo.  

Comentarios