Canal 22 estrena serie de Guita Schyfter sobre Melchor Ocampo

martes, 20 de junio de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego de que la cineasta Guita Schyfter filmara el largometraje de ficción-histórico sobre la vida del abogado y político liberal mexicano Melchor Ocampo, bajo el título Huérfanos (2013), decidió trasladar a la pantalla chica a ese personaje del siglo XIX, debido a que varias escenas para la película se habían quedado en el cajón. Así nació la mini-serie televisiva Melchor Ocampo, una vida, cuatro episodios de 50 minutos cada uno. El primero se titula Huérfanos, el segundo El joven diputado, el tercero La guerra, y el cuarto Camino a la muerte. Toda esta semana se trasmitirá por el Canal 22 a las 21 horas. El actor Rafael Sánchez Navarro es quien recrea a Ocampo. También forman parte del elenco Emilio Echeverría, Alberto Estrella, Dolores Heredia, Germán Jaramillo y Claudette Maillé, entre otros. Schyfter, costarricense-mexicana, también escribió el guión junto con su esposo el escritor Hugo Hiriart y el historiador Fausto Zerón Medina. La realizadora platica en entrevista que para poder distribuir Huérfanos, Videocine le pidió que le cortara dos horas: “Muy triste, tuve que cortar el largometraje y me aconsejaron que la convirtiera en serie y me ayudarían a distribuirla. Trabajé la serie con mi editor Pedro Gómez. No es diferente a la película, pero el público verá dos horas más, lo cual es bastante. Melchor Ocampo es un personaje tan especial y uno lo vuelve a ver y advierte cosas nuevas. Para mí, él es quien logra la verdadera independencia de México, al crear las leyes de Reforma, expedidas entre 1855 y 1861, por el entonces presidente de México Benito Juárez, y que todavía nos rigen. Él le da una personalidad, una identidad especial a México, haciéndolo un país laico, separando a la Iglesia del Estado. “Como él era huérfano, como no sabía quiénes habían sido sus padres, al buscar su propia identidad le da una identidad a México.” Destaca que no le interesaba el poder, “lo que le interesaba era estudiar las Constituciones”. Ocampo conoció a Benito Juárez en Nueva Orleáns, los dos estaban exiliados por Santa Anna. En esa misma situación se encontraban otros liberales, como José María Mata. Para ella, todas las cosas buenas que realizó Ocampo se las atribuyeron a Juárez. Relata: “Juárez era un tipo increíble, Ocampo nunca hubiera podido ser presidente, no hubiera podido ser un líder; de que la gente lo siguiera, eso lo tenía Juárez. Ocampo estudió la flora de México, era de una cultura tremenda, con muchísima curiosidad. Aprende náhuatl y purépecha. Critica al Ejército, ya que aseguraba que le servía más al poderoso que al pueblo.” En tanto Hiriart destaca a este medio que es positivo que una serie se acerque a la historia de México. A decir suyo, Melchor Ocampo era “muy raro”: “Era un naturalista, un científico y rico, ya que tenía una hacienda enorme que le heredó su madrina, a quien debe su crianza. No se saben muchas cosas de él, desde dónde nació y quiénes eran sus padres. Fue muy hermético. Aprendió latín y leyó mucho. Entra a la política porque las personas de donde vivía le preguntaban todo, y lo jalaron a la política. Cuando Santa Anna quería hacer una Constitución, Ocampo se presenta y era muy radical. En esa época las ideas políticas eran muy importantes, no como ahora que no hay ni ideas políticas, que nadie sabe qué hacer, que los pueblos se encuentran en la miseria.” --¿Por qué ya no existen ideólogos como Ocampo? --Está en medio de eso la Revolución mexicana. Fue una época inmensamente sangrienta y atrasó mucho a México porque duró mucho. Las grandes cosas de ese conflicto son la reforma agraria y el derecho obrero, pero nada más. --¿Por qué a Ocampo no se le ha dado la dimensión justa? --Los que pasan a la historia y se hacen famosos no son los ideólogos, ni la gente pensante, los que se hacen famosos son los políticos. Ocampo no era político; si no le cumplían, renunciaba, no estaba para entrar en componendas. Era un radical durísimo. Juárez no hacía eso, aunque era un político extraordinario y de una tenacidad incomparable. La serie también muestra la vida personal de Ocampo, como que su nana fue la madre de sus hijas.

Comentarios