Exposición del artista albanés Anri Salas en el Museo Tamayo

jueves, 21 de septiembre de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Anri Salas, albanés nacido en Triana en 1974, exhibe actualmente su trabajo en el Museo Tamayo. Es considerado uno de los artistas más representativos e influyente en el ámbito del arte contemporáneo. Sus propuestas transitan en el terreno de la música, la instalación, imágenes en movimiento y el diseño del espacio. De manera simultánea estos lenguajes se yuxtaponen y generan nuevas zonas de lectura y sensaciones, produciendo una significación diferente a través de sincronizaciones y reconfiguraciones, tanto de las composiciones musicales como de los espacios temporales auditivos, históricos, políticos y visuales. Dividida en cinco videoinstalaciones y dos instalaciones, la propuesta del artista acaba funcionando como una obra a gran escala. La propuesta curatorial y la museografía cumplen con el propósito de manera óptima. La primera pieza: Take Over (2017), contrapone el himno nacional francés, La Marsellesa, con La Internacional, que llegó a ser adaptada a la música del himno francés; ambas terminaron en convertirse en diferentes conceptos de nación. Esta fusión acaba creando una autonomía y apuntando a una noción subjetiva del tiempo. En la segunda propuesta, Le Clash y Tlatelolco Clash (2011), Salas deconstruyó la canción “Le Clash” (¿Debería quedarme o debería irme?), con una caja de música, instrumento anterior a la música del grupo punk, donde 37 personas de Tlatelolco interpretaron, en desorden, una parte de la canción, apoyadas por la ruptura del espacio arquitectónico (para el artista Tlatelolco es un sitio de pérdidas y destrucción, pero también de creación e identidad). Ravel Ravel y Unravel (2013): Este concierto para la mano izquierda del músico fue el detonante para hablar sobre los daños y las mutilaciones que sufrieron muchas personas en la primera Guerra Mundial. La música y las ideologías como catapulta para reflexionar sobre las ideologías políticas y situaciones sociales. Them Apples (2017) es una serie de dibujos que el artista realizó a partir de las fotografías que tomó a las mordidas que dejaron en una manzana 44 refugiados de Siria, Irak y Afganistán. Estos dibujos han sido colocados en el muro, basándose en la partitura del himno nacional de Alemania. (Trabajo que realizó el artista en un taller en la ciudad de Berlín). La última pieza, Bridges in the Doldrums, consiste en unos tambores que se activan automáticamente a partir de la música que se emite por una bocina, y se refiere a los interludios (puentes) del pop, el jazz y el folk de diferentes épocas y espacios geográficos. Es fundamental que el museo ofrezca al público en general información más amplia acerca de estas propuestas contemporáneas. La muestra permanecerá abierta al público hasta el mes de febrero de 2018 en el Museo Tamayo Arte Contemporáneo, ubicado en Paseo de la Reforma y Gandhi, Bosque de Chapultepec.

Comentarios