En Bellas Artes, rinden cálido homenaje póstumo a Fernando del Paso

viernes, 16 de noviembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Con un repertorio que incluyó temas de Mozart, Händel, Verdi y música popular como “Amor eterno” de Juan Gabriel por parte del Cuarteto de Cuerdas del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), los restos del escritor, diplomático y traductor Fernando del Paso fueron despedidos en el Palacio de Bellas Artes de esta ciudad, máxima distinción que se otorga a los personajes que han encumbrado la cultura de nuestro país. Cerca de las 13:00 horas llegaron las cenizas del autor de “José Trigo”, “Palinuro de México” y “Noticias del imperio” -nacido en la Ciudad de México en 1935 y fallecido el 14 de noviembre en Guadalajara- al vestíbulo del recinto de mármol, cuyo entorno tenía coronas fúnebres de la Secretaría de Cultura (SC), el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y una más de Enrique Peña Nieto, titular del ejecutivo federal. Al fondo era visible una fotografía del escritor en gran formato, realizada en 2010 por Rogelio Cuellar. Los restos del insigne escritor llegaron procedentes de la Universidad de Guadalajara, donde ayer se le rindió homenaje de cuerpo presente en el Paraninfo Enrique Díaz de León. Y tras dos minutos de aplausos, las cenizas fueron depositadas en el vestíbulo de Bellas Artes. [caption id="attachment_560000" align="alignnone" width="702"]Cientos de personas mostraron su pesar ante la muerte del creador de obras como "Palinuro de México" y "Linda 67: Historia de un crimen". Foto: Octavio Gómez Cientos de personas mostraron su pesar ante la muerte del creador de obras como "Palinuro de México" y "Linda 67: Historia de un crimen". Foto: Octavio Gómez[/caption] La primera guardia fue montada por los tres hijos y -Adriana, Paulina y Alejandro- y la viuda del escritor, Socorro Gordillo, acompañados de María Cristina García Cepeda, titular de la SC, y Lidia Camacho, directora del INBA. Así, intercalaron guardias familiares, amigos y personajes del medio artístico y cultural como: Vicente Quirarte, Cristina Pacheco, Adolfo Castañón, María José Cuevas (hija del fallecido pintor José Luis Cuevas), Gonzalo Celorio, Homero Aridjis, Saúl Juárez, Gerardo Estrada, Teresa Vicencio (exsecretaria del Conaculta). Hacia el final del adiós llegaron Silvia Lemus viuda de Fuentes, quien otorgó un ramo blanco a la viuda de Del Paso; Rafael Tovar y López Portillo, hijo del primer secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa, y sobrino del cronista de la Ciudad de México, Guillermo Tovar de Teresa; y finalmente Alejandra Frausto, próxima secretaria de Cultura para el sexenio de Andrés Manuel López Obrador. García Cepeda, Quirarte y los hijos del narrador fueron los encargados de dirigir unas palabras a los presentes en el recinto cultural. La primera destacó: “Su obra es como el río que refleja y alimenta la imaginación en el mar universal de la literatura. En su permanente y vital aventura literaria, Del Paso observó el mundo y encendió el faro de quien vigila y muestra el camino para escribir sobre las pasiones más profundas del ser humano, aquellas que son comunes a todas las sociedades y épocas. “Sus libros son ventanas abiertas a esas pasiones universales a las que la pluma de Del paso recreó para que sus libros fueran eternos, desde nuestra Plaza de Santo Domingo, siguiendo a Palinuro, desde Nonoalco hasta los ferrocarriles de José Trigo, o la mente quebrada de Carlota que nos trae las Noticias del imperio”. Paulina del Paso, conmovida, agradecía la presencia de amigos, familiares, y en entrevista con esta agencia comentó: “Me quedo con su pasión, magia, generosidad, nos hablábamos diario y nos decíamos todo lo que nos queríamos, me dio muchos consejos a lo largo de mi vida, no puedo decir uno porque fueron muchos, pero diario me decía cosas bellas. Nunca se despedía sin decir un ‘te quiero’, fue un padre totalmente ejemplar”. Por su parte, el escritor Gonzalo Celorio, miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, dijo a apro que no hay sucesores para Del Paso: “Seguramente haremos algo, existía una modalidad de esperar un año de luto para hacer un homenaje, pero ya cambió y seguro realizaremos algo. Y como asesor de la FIL Guadalajara, me parece que inevitablemente habrá un homenaje en la feria. Fue ganador del Premio FIL, vivió en ese estado y desempeñó una tarea como promotor de la cultura muy importante en Guadalajara”. Una vez terminadas las guardias, cerca de las 14:40 horas, la familia se despidió de los asistentes, y en compañía de María Cristina García Cepeda se retiraron con las cenizas del escritor. La familia dio a conocer que los restos de Del Paso regresarán a Guadalajara, específicamente a la casa que compartió con su esposa Socorro.

Comentarios