"Los miserables", una nueva versión

lunes, 19 de noviembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Después de 15 años de estar en cartelera durante dos, el musical Los miserables se vuelve a presentar en la ciudad de México, ahora con una nueva versión de los autores originales. El musical surgió en 1980 en Francia, escrito por Alan Boublil y Jean Marc Natel y musicalizado por Claude Michel Schönberg. El productor inglés Cameron Mackintosh la llevó a Londres en 1985 para ser escenificada por la Royal Shakespeare Company, y de ahí en adelante se ha vuelto uno de los musicales más aclamados y visto en más de 40 países. En Londres y en Nueva York, por ejemplo, se sigue representando en la actualidad y continúa viajando por diferentes partes del mundo a manera de franquicia. Hace unos años, el autor y el musicalizador franceses, junto con el productor Mackintosh, decidieron una nueva versión, con un enfoque dirigido más específicamente al público juvenil, incorporando a su decir nuevas tecnologías. Esta propuesta actualizada es la que se presenta desde marzo de este año en el Teatro Telcel. A diferencia de la producción original, que logramos ver en el 2003, las proyecciones, la eliminación del giratorio y ciertas resoluciones escénicas debilitan la fuerza –puramente escénica– que tenía con anterioridad. A un espacio más abstracto se contrastó con módulos realistas o portones y sitios semivacíos para indicar el lugar. Se extraña el viaje de Jean Valjean por el alcantarillado, resuelto sólo con iluminación y no con proyecciones, al igual que el suicidio de Javert, que perdió su magnificencia anterior. Este replanteamiento del musical está relacionado con la adaptación de Los miserables a la pantalla grande realizada en el 2012, en donde Alan Boublil y Claude Michel Schönberg estuvieron involucrados. El éxito de la película y sobre todo su musicalización, fue el punto de partida para incorporar esta nueva banda sonora a la versión teatral, en donde se resalta el amor romántico y la moral sobre los conceptos sociales que sostiene la novela de Víctor Hugo. La escribió a mediados del siglo XIX y se convirtió en una de las novelas más sobresalientes de ese siglo. Desde el estilo romántico y su esencia humanista, defiende a ultranza a los oprimidos, denuncia la situación límite en la que se encontraban y subraya el espíritu libertario de la rebelión encabezada por un grupo de jóvenes idealistas. Inspirada en la rebelión de junio en 1832, Hugo alza la voz y entrecruza la historia de Jean Valjean y Javert con este movimiento. Valjean es un hombre que sale libre después de haber estado 20 años en prisión por haber robado un pan. Su reconstrucción y convicción de convertirse en un hombre honesto y generoso es ignorado por su perseguidor y antagonista: Javert. Dos personajes poderosísimos que se relacionan a lo largo de la obra bajo la forma de perseguido y perseguidor. Su dependencia mutua, sus convicciones y honestidad en sus puntos de vista, contribuyen a que estos personajes trasciendan en el tiempo y sean emblemas de distintas perspectivas de vida. Los miserables, producida por Ocesa, enriquece nuestra escena nacional.   Esta reseña se publicó el 18 de noviembre de 2018 en la edición 2194 de la revista Proceso.

Comentarios