Nutriología de la UNAM: cambiar hábitos alimenticios del mexicano, el objetivo

jueves, 22 de febrero de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Formar nutriólogos con conocimientos basados en la realidad social, económica y cultural del país, es parte del objetivo de la nueva carrera de Nutriología que impartirá la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), cuya convocatoria se lanzará el próximo 2 de abril. La primera generación contará con 30 alumnos que se instruirán en la Facultad de Estudios Superiores (FES) Zaragoza de la máxima casa de estudios y en la Escuela de Dietética y Nutrición del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE). La carrera se cursará durante cuatro años, y los alumnos tendrán que cubrir 389 créditos distribuidos en 56 asignaturas (50 obligatorias y seis optativas). La UNAM dio a conocer a través de plataformas como UNAM Global parte de los objetivos del Licenciado en Nutriología: “Formar profesionales en alimentación, nutrición y actividad física; con habilidades y actitudes para implementar y evaluar programas de promoción y atención a la salud; y la capacidad de incidir en la mejora de la calidad de vida en cualquier fase del ciclo vital del individuo, de las familias y las comunidades, desde una perspectiva multidisciplinaria, de género e interculturalidad.” Esta definición fue ampliada por Marissa Vivaldo, jefa de unidad de Educación Continua y Desarrollo Académico de la FES Zaragoza. quien participó en el desarrollo de la carrera. A decir de Vivaldo, la idea fue conformar un programa con perspectiva interdisciplinaria, de género, interculturalidad, y sobre todo que tome en cuenta los aspectos nutriológicos, de actividad física y obtención de alimentos y nutrición. --¿Qué diferencia tendría un egresado de la carrera a un nutriólogo como los que conocemos hoy en día? --Que no sólo se enfocará a la atención individual, tendrá una perspectiva de salud en colectivo, no pensamos en nutriólogos de consulta privada sino de posibilidades de atender a familias y comunidades tanto en nutrición como actividad física, los egresados estarán capacitados para decirles a estas personas qué deberían comer y qué actividades físicas deberán realizar. “Un nutriólogo que pueda integrarse a empresas y escuelas, profesionistas con conocimientos en atención para cuidado de nutrición a lo largo del ciclo de vida de una persona: desde la infancia, adolescencia, embarazo, para los adultos y adultos mayores, para personas con obesidad, diabetes o en condiciones especiales e incapacidad física”. --¿El reto principal? --Que el egresado trabaje en la modificación de la concepción de la salud, tener una mirada crítica y centrar su trabajo en estrategias de prevención. Dejó clara la urgencia de una mayor concientización por parte de profesionistas y de la propia ciudadanía sobre la obesidad, pues datos epidemiológicos colocan al país en primer lugar de obesidad a los infantes y en segundo a los adultos. “El problema de la obesidad infantil es que las proyecciones indican que, de estos niños obesos, el 80% va a llegar con obesidad y sobrepeso a la edad adulta, lo que provocaría un impacto en la movilidad a futuro. De ahí la importancia de que se trabaje en la prevención de sobrepeso y obesidad a nivel familiar”. La carrera operará a partir de agosto de 2018.