Premios de la crítica teatral

jueves, 15 de marzo de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Como desde hace 23 años, el pasado 6 de marzo se entregaron los premios Asociación de Críticos y Periodistas Teatrales (ACPT). La ceremonia tuvo lugar en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris --que este año festeja su aniversario número 100-- entre vestidos largos y corbatas. Dirigido por Pablo Perroni y Montserrat Marañón, el evento contó con la presencia de los nominados, así como críticos, reporteros y periodistas culturales. El galardón a la Mejor Obra del año fue para Noche de Reyes, de William Shakespeare, dirigida por Alonso Íñiguez, y el de Mejor Musical para Urine Town, de Ícaro Producciones. “El teatro es un lugar de encuentros y en estos momentos hace falta dejar el celular a un lado, dejar la televisión apagada e irnos a encontrar con un grupo de personas en el mismo lugar poniendo la energía hacia un mismo objetivo”, declaró Íñiguez, cuya pieza se levantó también Mejor Diseño de Vestuario e Iluminación, a cargo de Mauricio Ascencio. La Mejor Dirección de Escena fue para Martín López Brie con El Sapo y la minas de Mercurio, obra con la que también se premió a Alejando Morales como Mejor Actor principal. En este rubro, pero femenino, la designación favoreció a Pilar Bolivier en la obra La divina ilusión, mientras que la joven Talia Yael Rodríguez se llevó el premio a Mejor Dramaturgia con Vine a Rusia porque me dijeron que aquí vivía un tal Antón Chéjov. Elefante, ópera en espacio mínimo, de Mauricio Jiménez Quinto y Luis Felipe Losada, ganó Mejor Obra de para Jóvenes Audiencias; Adrián Martínez Frausto obtuvo principal Diseño de Escenografía en Macbeth; y Las Noches con Monina Mistral resultó Mejor Espectáculo de Cabaret. También se reconoció la traducción de David Olguín con El mercader de Venecia. Además, hubo dos galardones a Trayectoria: Lourdes Pérez Gay --fundadora de la Compañía Marionetas de la Esquina y La Titería--, y a Jorge Ortiz de Pinedo por su labor como productor teatral. Por último, se reconoció a dos espacios independientes: el Teatro La Capilla, que cumple 65 años, y el Foro Shakespeare, que termina su labor en unos meses.

Comentarios