El FCE abre en Irapuato una librería que lleva el nombre de Emma Godoy

jueves, 22 de marzo de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Resultado de una iniciativa ciudadana de promotores culturales guanajuatenses, este día se inauguró la librería del Fondo de Cultura Económica (FCE) “Emma Godoy” en la ciudad de Irapuato, en honor de la autora de Érase un hombre pentafásico, y en el marco del centenario de su natalicio. La librería es la número 16 del Fondo en el interior de la República de un total de 32, y se ubica desde hoy en el Centro Regional de Expresión Artística (CREA), cuya asociación civil del mismo nombre impulsó la idea en colaboración con el FCE, “con el propósito de contribuir a la difusión del conocimiento, las artes y, sobre todo, la promoción de la lectura”. El espacio de 358 metros cuadrados alberga 8 mil 500 títulos del FCE, así como 40 mil ejemplares de los más importantes sellos editoriales nacionales e internacionales, como Penguin Random House, Planeta, Alfaguara, Anagrama, Paidós, Océano, Sexto Piso, Siglo XXI, Alianza, Cátedra, UNAM, Era, Urano, Akal, Siruela, Almadía, Acantilado, RM, Miguel Ángel Porrúa, Nirvana, entre otros, y tiene capacidad para albergar 10 mil volúmenes más. Cuenta con área infantil, de lectura de libro electrónico, así como módulos de consulta, cafetería y una terraza en el CREA ubicado en la colonia Plazas, de Irapuato. Entre los asistentes a la inauguración estuvieron José Carreño Carlón, director general del FCE; Gustavo Álvarez Ayala, director del CREA; Alejandra Solís, integrante del Consejo Directivo del CREA; María Ochoa Godoy, sobrina de Emma Godoy, y Eusebio Vega Pérez, secretario de Educación Pública de Guanajuato. Emma Godoy, originaria de Guanajuato, estudió en el Instituto de Cultura Femenina, la Escuela Normal Superior y la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México. En 1948 publicó el libro de poemas Pausas y arena y en 1950 la pieza teatral Caín y el hombre, y su libro más conocido fue Érase un hombre pentafásico (1961), que obtuvo el Premio Fundación William Faulkner. Le siguieron otros volúmenes como Doctrinas hindúes (1967), Que mis palabras te acompañen (ensayos), así como Sombras de magia. Poesía y plástica (1968) y Cuentos del mundo (2005) que reúne parábolas, fábulas, leyendas, mitos y cuentos, estos dos últimos editados por el FCE, además de haber sido fundadora del Instituto Nacional de la Senectud.  

Comentarios