'Rocky Raccoon” y 'Riqui Riquín Canallín”

lunes, 28 de mayo de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Dos años antes de que naciera el candidato Ricardo Anaya en Naucalpan, Estado de México, el gritón Alejandro Lora grabó con su conjunto Three Souls in my Mind una de las rolas más famosas del rock nacional: “A.D.O.”, en el LP y casét Denver Es lo mejor (1977). Cuarenta años después, este licenciado panista con apenas 38, hizo su propia versión de la añeja “A.D.O.” el 17 de diciembre de 2017, una semana después de manifestar envalentonado que se lanzaría a la grande, cambiando la letra de Lora y sin darle crédito. Alex Lora gritaba en aquel año de 1977 (cuando el gobierno del PRI no permitía tocadas de rock en México y sabía de lo que era viajar por el país en camioncitos de la empresa A.D.O., Autobuses de Oriente, por cierto ahora “la flamante línea oficial de la selección mexicana de futbol”), a los 25 años de edad: No me he podido consolar desde que mi novia me dejó… Estoy esperando mi camión en la terminal de la A.D.O. Quiero que me lleve muy lejos, lejos muy lejos de aquí. En su fusil, Anaya en el piano se hizo acompañar del perredista Juan Zavala (colgada su lira Fender de un tahalí con la imagen del Che Guevara), quien usó la última frase de la rola de Alejandro Lora para tronarla así: Quiero que me lleve muy lejos y a la presidencia de aquí. El 19 de diciembre del año pasado, Notimex publicó: “Alex Lora, cantautor mexicano y vocalista de la banda de rock y blues El Tri, aseguró que por el momento no quiere expresar públicamente su opinión del palomazo que lanzaron Ricardo Anaya y Juan Zepeda y que convirtieron en el fondo de un spot propagandístico, haciendo uso de su canción A.D.O.” También con Zepeda, Anaya publicitó su intención presidenciable (“para echar un palomazo y cambiar al régimen somos la misma banda”) con “La Bamba”, en estilo igual que ya 50 años atrás había interpretado el pocho Ritche Valens (mayo 13 de 1941-febrero 3 de 1959), cuyo nombre real era Ricardo Steven Valenzuela Reyes, omitiendo mención alguna al Ritche. Para enero de este año, Anaya literalmente usó a músicos de etnias rarámuri y jarochos apoyando su ambición política, sólo para alardear sus musas y fusas entre ukuleles y jaranas denotando falta de madurez e inventiva. Muy pronto, el discurso oficial de la candidatura del panista fue exhibido como un plagio de las mismas palabras e imágenes del ambientalista Tony Seba, aparte de plancharse Anaya un ejemplo del ingeniero, autor y empresario Peter Diamandis sobre la capacidad de traslado de información. Curioso que desde el mero principio atacara a López Obrador por sus propuestas “obsoletas y fracasadas”, al tiempo que iba copiando algunas de ellas y no dejar de echar bravuconadas; hasta que en el segundo debate el morenista lo paró en seco borrándole la sonrisa del rostro cuando lo tildó de falso. “El chico maravilla” tiene un nuevo apodo: “Riqui Riquín Canallín”. El juego de palabras de AMLO recordó no sólo a las caricaturas de “Riqui Ricón, el pobre niño rico”, sino también una vaciada rola de Paul McCartney compuesta para el Álbum Blanco de Los Beatles, “Rocky Raccoon”, acerca de un chamaco sin experiencia, bravucón y perdedor, a quien la novia Magil lo ha dejado por otro hombre (llamado Daniel o Danny Boy), el cual le da una paliza al pollín Rocky Raccoon luego de éste reclamar haberle robado a su chica, conocida ella en el Viejo Oeste como Lil o Nancy. Rocky Raccoon Animatic from Taylor Parrish on Vimeo. Más curioso resulta que “Riqui Riquín Canallín” haya enarbolado desde un comienzo de su pre-campaña la máscara de avanzada, oponiéndola al ideario del curtido político de AMLO; ¿por qué entonces le encanta a “Rocky Riquín Canallín” fusilarse piezas de cuatro, cinco y hasta seis décadas antes de su nacimiento, como son “La Bamba” o “A.D.O.? Pretencioso, la falta de sentido del humor anayesco contrasta con la simpatía tropical de “El peje”, quien se ha remitido varias veces en dejar mal parados a sus adversarios (el panista incluido) con frases de su paisano tabasqueño Chico Che (Francisco José Hernández Mandujano, más conocido por su nombre artístico Chico Che: diciembre 7 de 1945-marzo 29 de 1989): “Quién pompó”, “¡espántame panteón, uy, qué miedo!”. Como bien dijo un buen cantautor como Facundo Cabral: “No hay cosas modernas; hay gente atrasada, que es distinto. Tampoco veo un hombre nuevo, y los mejores que conozco son los más viejos. Si me das a escoger entre un joven y un viejo prefiero al viejo, porque ha tenido tiempo para vivir. La obligación del joven está en aprender y conocer a aquellos que vinieron antes que él. Si quieres te leo algo revolucionario que pensarás pertenece al año 3 mil: Lao Tsé, del 600 antes de Cristo.”

Comentarios