La UNAM propone edificación menor de proyecto de Be Grand para no afectar la imagen de CU

miércoles, 9 de mayo de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Una edificación de 10 pisos como máximo, con 30 metros de altura, es lo que propone la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para preservar la imagen del Campus Central de Ciudad Universitaria frente al proyecto de las dos torres de Be Grand que ponían en riesgo la declaratoria de Patrimonio Mundial por la Unesco. En un comunicado, la máxima casa de estudios informó que presentó a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) del gobierno capitalino su propuesta sobre la altura máxima que deben tener las edificaciones aledañas para no afectar la estética visual de su patrimonio. La propuesta señala “una construcción de máximo 30 metros de altura en el predio ubicado en Copilco 75, colonia Copilco el Bajo, delegación Coyoacán, motivo del amparo presentado hace algunas semanas por la Universidad.” El proyecto original de Be Grand en ese predio es de dos torres, de 27 y 23 pisos -aproximadamente 90 metros de altura cada una-, que albergarían poco más de 600 departamentos en conjunto. En breve charla con apro, Néstor Martínez, director de Comunicación Social de la UNAM, explicó que dicha propuesta cuenta con un análisis documentado e incluye una simulación de 30 metros de altura de una edificación en el predio de Be Grand que, de aceptarse, no perjudicaría la parte visual del campus central. “Esta casa de estudios reitera a la comunidad universitaria y a la sociedad en general su compromiso con la conservación del valor histórico, estético, arquitectónico y representativo de los inmuebles de la Universidad, así como con los intereses de la nación”, concluye el comunicado. La propuesta llega tras una demanda de amparo indirecto solicitado por la Universidad -que el Consejo Universitario aprobó en febrero pasado- al Poder Judicial de la Federación contra el proyecto de la inmobiliaria. En el documento se señaló a las autoridades que dieron las licencias por “omisión en el cumplimiento del decreto presidencial (2005) que declara a CU como monumento artístico, además de su declaración como patrimonio de la UNESCO (2007)”. Los arquitectos Luis Arnal Simón y Xavier Cortés Rocha, ambos de la Facultad de Arquitectura de la UNAM, apelaron a Proceso en marzo pasado, que la defensa de Ciudad Universitaria (CU) no sólo es pertenencia de los universitarios, sino un bien cultural del pueblo mexicano y el mundo.  

Comentarios