'Palabras ajenas” en voces propias

martes, 5 de junio de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los discursos de los personajes poderosos a lo largo de la historia conviven. El tiempo y el espacio sólo los readaptan y los hacen más vigentes. En 1967 el argentino León Ferrari escribió el libro Palabras ajenas, al cual denominó como “collage literario”. En él se rescatan notas periodísticas, discursos de personajes históricos –como Adolfo Hitler, el presidente estadunidense Lyndon B. Johnson, el papa Pablo VI–, y fragmentos de la Biblia. Todos ellos convergen para crear una conversación en torno a la guerra. La Biblia, la segunda Guerra Mundial y la Guerra de Vietnam son los tres ejes que se desarrollan, cuyos textos y discursos conviven y se entremezclan para demostrarnos que los pretextos siempre han sido los mismos. José A. Sánchez (también creador del guión escénico), Ruth Estévez y Juan Ernesto Díaz decidieron dar cara a las voces, y convertirla en una representación de siete horas en las que el público puede entrar y salir a su gusto. “Su propósito es tomar las ideas de quienes han constituido el pensamiento occidental y sacarlas de su contexto para enfrentarlas y compararlas entre sí, resaltando las atrocidades y los mensajes de violencia camuflados en la retórica de sus discursos políticos; discursos fabricados desde la autoridad y cargados con el lenguaje y los protocolos que conlleva su puesta en escena pública”, cuenta el programa de mano. Los espectadores se sientan en los extremos del salón, mientras que la acción transcurre al centro con mesas y atriles acomodados de manera aleatoria, es decir, aunque los diálogos están conectados, los hablantes no necesariamente están frente a frente. El público puede saber quién es el personaje responsable del discurso gracias a que los nombres aparecen proyectados en pantallas laterales. Sánchez, Estévez y Díaz viajan por el mundo remontando el “performance”. Estuvieron ya en el Museo Reina Sofía de Madrid y en el Museo de Arte de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá. En México, el montaje se llevó a cabo en el Museo Jumex el pasado 2 de junio, gracias al grupo Teatro Ojo, conformado por Héctor Bourges, Karla Rodríguez, Laura Furlán, Patricio Villarreal, Alonso Arrieta, Fernanda Villegas y Alejandra Aguilar. El elenco cambia por uno local cada vez que llegan a un nuevo lugar. Se necesitan muchas voces que tomen turnos durante la larga jornada. En esta ocasión, los lectores/actores son Abraham Cruz Villegas, Victoria Batres-Prieto, Mario Bellatin, Camilo Beristain, Maris Bustamante, José Antonio Cordero, Manuel Delgado Plazola, Iván Edeza, Daniela Flores, Kerygma Flores, Laura Furlan, René García, Silvia Gruener, Manuel Hernández, Enrique Jezik, Alicia Jiménez, Moisés Kuhn, Nadia Lartigue, Carlos López Tavera, María López Toledo, Juan Francisco Maldonado, Daniela Márquez, Patricia Martínez, Michelle Méndez, Rodolfo Obregón, Esther Orozco, Paolina Orta, José Juan Sánchez, Adriana Segura, Tania Solomonoff, Carla Romero, María Villalonga, Fernanda Villegas y Federico Zapata. La función fue por un único día. Ojalá tengamos la oportunidad de tenerla de vuelta. Porque cualquier cosa que nos haga pensar sobre la guerra y la paz, aquí nos viene bien.

Comentarios