'Restos de viento”, de Montemayor, se proyecta por el Día Nacional del Cine Mexicano

miércoles, 15 de agosto de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La película de ficción ganadora en la edición 21 del Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF, sus siglas en inglés), Restos de viento, de Jimena Montemayor, se proyecta hoy 15 de agosto por el Día Nacional del Cine Mexicano. Se podrá ver a las 18 horas en la Sala Luis Buñuel (THX) del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) de manera gratuita. Montemayor platica en entrevista que le dedicó diez años a este largometraje de 93 minutos, donde actúan nada más y nada menos que la reconocida argentina Dolores Fonzi y los mexicanos Paulina Gil y Diego Aguilar. En la historia se ve a Carmen (Fonzi) lejos de su país, deprimida e incapaz de hacerse cargo de sus hijos. Espera el regreso de su esposo. Daniel, el hijo menor recibe una visita inesperada, que rebasa los límites de la realidad y de su imaginación. Ana, la hija mayor vive un rechazo hacia la vida adulta. Juntos tratarán de aceptar lo que no pueden ver. La pérdida de su padre. Se le pregunta a Montemayor, hija del escritor Carlos Montemayor, si siempre tuvo la idea de abordar el tema de la perdida de un ser querido por la muerte, y menciona que sí. Enseguida acentúa: “Tenía la anécdota y cuando recién empecé la historia quería hablar de estos niños guerreros que sobrepasan momentos traumáticos en su infancia y que se vuelven adultos muy bellos, muy completos y muy fuertes. Quería plasmar el proceso de duelo de dos hermanos. https://youtu.be/ZigyMR9Lkro “Estaba estudiando en República Checa cuando estaba escribiendo este guión. Regresé y como al año, un poco menos, fallece un tío y a los seis meses otro tío y dejan a un niño de ocho años y una niña de nueve años huérfanos respectivamente. Noté que los duelos de los dos eran muy distintos. Uno poseía una fuerza, como un espíritu, muy impresionante. Una manera de sanar muy particular. Entonces un poco fue ya nada más ajustarlo a la historia que ya había pensado, y hablé con ellos y los veía. “Les platiqué mi relato fílmico y me platicaban ellos un poco y luego, a un par de meses se murió mi padre. Entonces me tocó de lleno involucrarme en el duelo de Carmen y entender un poco más la perdida de manera directa” -Dolorez Fonzi se hizo famosa con la cinta La patota (2015), de Santiago Mitre, ¿cómo se integró a este proyectó? -Le enviamos el guion cuando iba en el avión hacia Cannes para presentar La patota, y le gustó. Acepto trabajar con nosotros, teníamos que arreglar todavía fechas y luego pasó un año y medio, y pudimos filmar con ella. Buscamos a los niños que parecieran hijos de ella. [caption id="attachment_547033" align="alignnone" width="702"]La película "Restos de viento". Foto: Tomada de cinemexicanodurango.org/restos-de-viento/ La película "Restos de viento". Foto: Tomada de cinemexicanodurango.org/restos-de-viento/[/caption] -¿Qué más deseaba explorar con Restos de viento? -Quería hablar de esta amnesia infantil que tenemos los adultos. A este punto de vista de cómo el mundo no está hecho para ti, todo te queda grande, los adultos viven un mundo que tú no conoces. Esperaba que quien viera la película de alguna u otra manera regresara a su infancia y dijera: “¡Ay! Yo así me peleaba”. “¡Ay! Yo hacía eso”. “Yo saltaba en la cama”. Cosas que según yo todos compartimos. Si leí muchos libros de psicología infantil y busqué con personas anécdotas de cuando eran pequeños”. La egresada del CCC además abordó el problema del alcoholismo: “Del alcoholismo que no te das cuenta. Un alcoholismo silencioso que de pronto puedes seguir trabajando y no porque estás en una fiesta y como se llega a un punto de no retorno.  Retraté cómo se comporta una persona adicta, cómo son sus comportamientos, que al final están enfermos de las emociones”. -¿Cómo fue trabajar con esta actriz? -Dolores fue maravillosa. Estuvimos un año y cacho persiguiéndola porque tenía ya compromisos. Como una cinta antes que la mía de su mejor amiga y una después de la mía de su novio. Nosotros éramos unos extraños que le mandamos un guión y que mi productor la pudo ver en Cannes.  Fue una experiencia padrísima. Nunca había trabajado con una actriz tan ligera en ciertas cosas y tan poderosa en otras. Obtuve una gran experiencia de trabajar con ella. La directora asistirá a esta proyección. Luego se exhibirá Cría puercos, de Ehécatl Garage.

Comentarios