'No queda claro quiénes y cómo nos evaluarán”, responden trabajadores del Capítulo 3000 al INAH

martes, 8 de enero de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Derivado del video publicado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en donde su titular Diego Prieto llamó a una “revisión escrupulosa de contratos”, trabajadores por honorarios bajo el Capítulo 3000 están evaluando la información, pues no queda claro quiénes y bajo qué metodología se evaluará el desempeño laboral. Tras el video que circuló ayer en la cuenta YouTube INAH TV, en donde Prieto se hizo acompañar por Aída Castilleja, secretaria Técnica; el antropólogo Pedro Velázquez, secretario administrativo de la institución; y José María Muñoz Bonilla, Coordinador Nacional de los Centros INAH, los trabajadores del Capítulo 3000 (de honorarios asignados a la Ley Federal de Adquisiciones bajo el término de “prestadores de servicio”), respondieron a través de redes sociales --@capitulo_3000  y @conTRATOdigno-- que no quedaba claro el punto de  revisión de “contrataciones eventuales”. Ante lo cual expresaron a la Agencia Proceso que: “No se ha dicho quiénes van a hacer los responsables y que metodología se va a utilizar para la revisión de contratos, no hay criterios y nos preocupa cómo va a suceder; en uno de los puntos Diego Prieto incluso perpetúa la condición de ‘trabajadores eventuales’, es decir no hay política para atacar el problema de raíz, la precariedad laboral, y por lo visto seguirá utilizando este tipo de contratación que no da ninguna prestación laboral, porque nunca hemos pedido una basificación, la lucha parte del reconocimiento de tener las mínimas prestaciones laborales que indica la ley”. “Lo que observamos es un problema que afecta a una serie de trabajadores que no tienen ninguna prestación desde hace años en varias dependencias, INAH, INBA, universidades, museos. En el INBA tampoco hay claridad, más allá de lo extraoficial de que durante enero y febrero de este año los contratos iban a ser limitados, de hecho hay una reunión pendiente con Héctor Domínguez del INBA, director de asuntos jurídicos. “En general estamos evaluando cómo vamos a responder y que acciones vamos a seguir”, dijeron. Y es que durante el video de casi 52 minutos de duración Diego Prieto hizo un llamado “encarecido” a titulares de unidades administrativas y administradores de la misma para: “Hacernos cargo de una revisión puntual, función, por función, puesto por puesto, contrato por contrato de cuáles son las tareas de cada uno de los trabajadores que vamos a ocupar por la vía de personal eventual, sobre todo en la parte administrativa, les pido que seamos estrictos. “La semana anterior, el viernes por la tarde (4 de enero) estuve viendo que hay unidades administrativas que ocupan demasiado personal eventual en tareas no sustantivas, en esa parte debemos hacernos cago de una institución que sea mucho más ágil en lo administrativo, y lo comprende bien el antropólogo Pedro Velázquez, y eso supone que hagamos una revisión escrupulosa de cada contrato que tenemos, en razón a las funciones que desempeñan, no vínculos familiares o afectivos que tengamos con las personas… y eso incluye a mis colegas sindicalizados tanto técnicos profesionales, arquitectos, restauradores y académicos o investigadores, no vale tener personal eventual porque mis sindicalizados no trabajan”. También refirió que no habría despidos masivos tal y como el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló, y que se procuraría la instrucción de que trabajadores de niveles medios e inferiores no se quedaran sin trabajo. Durante dicho video, el director del INAH también anunció a José Vicente de la Rosa Herrera como jefe de la oficina del INAH en Tlaxcala, estado a donde se mudará la Secretaría de Cultura; y dio un reconocimiento público a los trabajadores ante la afectación de 2 mil 300 monumentos arqueológicos e históricos a raíz del sismo del 19 de septiembre de 2017, y cerca de seis mil unidades de bienes muebles (con daños menores, moderados y severos). Cabe mencionar que el pasado 20 de diciembre trabajadores por honorarios de la Secretaría de Cultura bajo el “Capítulo 3000”, llamaron a diálogo, a través de una carta, a Alejandra Frausto, titular de Cultura federal y Lucina Jiménez, del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), ante el temor de recortes laborales y/o disminución de salario. Dicho documento que también circuló en redes sociales fue firmado por trabajadores de la Coordinación de Artes Visuales, Museo Nacional de Arte, Centro Nacional de Conservación, Registro de Obra Patrimonio Artístico Mueble (Cencropam), Museo Mural Diego Rivera, Museo del Palacio de Bellas Artes, Museo Nacional de la Estampa, Dirección de Servicios Informáticos, Coordinación Nacional de Teatro, Museo de Arte Moderno y el Museo Nacional de San Carlos.

Comentarios