Cobijada por Morena, Alejandra Frausto comparece ante la Comisión de Cultura

viernes, 25 de octubre de 2019 · 20:17
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Salvo por los cuestionamientos al presupuesto para el 2020 y al subejercicio del correspondiente a 2019, que fueron reiterados, la comparecencia de la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, ante las Comisiones de Cultura y Cinematografía, y de Radio y Televisión de la Cámara de Diputados de este día fue prácticamente tersa. La presencia de la funcionaria correspondió a la glosa del Primer Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, para quien también hubo señalamientos por lo que los diputados consideraron “desinterés en los temas de la cultura”, en tanto que en su discurso del pasado 1º de septiembre le dedicó un par de menciones a la palabra cultura y tan sólo 11 páginas en el documento del informe entregado a la Cámara. El presupuesto fue uno de los temas más insistentes durante la comparecencia efectuada en el Salón Legisladores de la República, del Palacio de San Lázaro. Se cuestionó por qué si la política del gobierno federal habla de hacer de la cultura un mecanismo para restituir el tejido social, combatir el miedo, el racismo, la violencia y la intolerancia, se está solicitando para 2020 (13 mil 367 millones de pesos) apenas un incremento del 0.1% con respecto a este año (12 mil 894 mdp). La diputada del PRD, Abril Alcalá Padilla, fue enfática para al opinar que se trata de un presupuesto “carente de visión”, que está muy lejos de llegar al 1% del PIB, recomendado por organismos como la Unesco. Expresó preocupación por ver a artistas que “han llevado sus expresiones a los rincones de México” recorrer pasillos y presentarse ante los diputados a “rogar” que se les dé apoyo económico, pero ya no se les puede dar porque se acabaron los llamados etiquetados. En su respuesta al tema presupuestal la secretaria insistió en que su comparecencia fue para glosar el Informe de Gobierno, no para discutir el presupuesto de 2020. Y dijo a la diputada perredista que “ningún artista ruega, ni tiene porqué rogar”, porque para eso están los programas y las convocatorias, que atiende la subsecretaria Marina Núñez Bespalova, para que puedan solicitar los apoyos en los cuales no se discrimina a nadie, si bien –admitió-- “estamos rebasados”. La panista Karen González Márquez encaró a la secretaría para señalar que “desafortunadamente hay un conformismo” al admitir un escaso incremento en el presupuesto para cultura, habló de la reforma educativa y consideró que “el panorama en todo el sistema del país es sombrío”, al tiempo que llamó a Frausto a oponerse al clima de censura a los opositores del presidente López Obrador, que no ha respetado la libertad de expresión y la diversidad de opiniones, por lo cual “la invitamos a ser aliada del pensamiento crítico”, le dijo. El presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía, Sergio Mayer, integrante del partido Morena, intervino en ese momento para decir que, sin duda, Frausto querría responder a esos señalamientos, pero el formato de la comparecencia se lo impedía. La mayoría de las intervenciones de los legisladores de Morena fueron para respaldar las acciones y dichos de Frausto, por lo cual, la comparecencia transcurrió básicamente en un clima cordial y apegado a los protocolos de sólo intervenir si Mayer daba la palabra. No hubo sobresaltos como en la comparecencia de agosto pasado, cuando legisladoras de Morena reclamaron a gritos que el diputado y actor no les diera la palabra. Roselia Jiménez Pérez, diputada por Morena, incluso fue más allá de defender a la secretaria al cuestionar a sus compañeros que de dónde quieren que se saque presupuesto si los malos gobiernos anteriores saquearon todo, los recursos, las tierras y llenaron de violencia y sangre al país. Xóchitl Zagal, del mismo grupo parlamentario, tomó la palabra para agradecer y aplaudir las acciones en materia cultural de la SC. Mayer cerró la cesión con un discurso para invitar a privilegiar la política, los consensos, y construir “un proyecto sólido en favor del desarrollo cultural”. Aseguró que seguirán trabajando “con un gran compromiso para construir una política pública cultural en beneficio de México y de toda la sociedad”. Frausto presentó un documento plagado de las frases que suele ocupar para enaltecer sus acciones: “Donde se desató la violencia, nos toca desatar la paz”; “Nuestros principios: Inclusión, Diversidad cultural; Defensa de las libertades”; “…que nadie quede atrás”. E incluyó apenas unas cifras: Incremento de 115 mdp. para el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), respeto a lo aprobado para 2019; apoyo a través del Programa para la Infraestrucutra Cultural de los Estados a 75 proyectos; incremento del presupuesto de 12 a 110 mdp para el programa de festivales Profest; 55 mil 157 “acciones” de conservación de bienes e inmuebles del patrimonio cultural. Habló de la repatriación y recuperación de bienes culturales que han salido de manera ilegal del país. Y negó que haya un subejercicio del presupuesto 2019, pues hasta el momento se ha ejercicio el 86% del monto autorizado y agregó que se gasta “de manera responsable, eficaz y en tiempo”. Sobre el programa principal que realiza la SC, Cultura Comunitaria, destacó que se han atendido 487 municipios en total, 281 de ellos “con altos índices de violencia”, con lo cual se atendieron a 442 mil172 personas. Ello hizo que el diputado del Partido Social, Ricardo de la Peña Marshal le cuestionara sobre el verdadero impacto y alcance del programa porque “los números dan poca información” e hizo ver que “un evento aislado, poco sirve para la unión” y “sin seguimiento, poco se abona a los altos y nobles objetivos que se plantea el gobierno federal”.

Otras Noticias