Muere la pintora y muralista Rina Lazo a los 96 años

viernes, 1 de noviembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La pintora y muralista de origen guatemalteco, Rina Lazo Wasem, falleció la madrugada de este viernes a los 96 años a causa de un infarto, así lo informó a Apro su hija Rina García Lazo. Sus restos son velados en la agencia Gayosso de Félix Cuevas a partir de las 13 horas. Considerada la última discípula de Diego Rivera, Lazo Wasem estuvo casada por más de 60 años con el pintor mexicano Arturo García Bustos (1926-2017), conocido por formar parte del grupo de “Los Fridos”, llamado así en alusión a los cinco jóvenes que estudiaron bajo el pincel de Frida Kahlo. Apenas el 20 de octubre la artista fue la encargada de presentar la portada del libro “Ellas. Las Mujeres del 68”, junto a su autora, la también guionista y periodista Susana Cato, en la 19° edición de la Feria Internacional del Libro Zócalo 2019. La ilustre pintora llegó a México en 1945, debido a una beca obtenida por sus méritos artísticos, acción que la llevó a ser seleccionada como ayudante de Diego Rivera en el famoso mural “Sueño de una tarde dominical en la Alameda”, localizado en el Hotel del Prado de la capital. También colaboró en la decoración de la Cámara de Distribución del agua del Río Lerma, mejor conocida como el Cárcamo del Río Lerma, en el altorrelieve del talud del Estadio Olímpico ubicado en Ciudad Universitaria. Lazo se formó en la que actualmente es la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda”, en 1996, realizó dos reproducciones de los murales precolombinos en Bonampak. El primero, y más grande, se encuentra en el Museo Nacional de Antropología de esta ciudad. El segundo, está en la estación Bellas Artes, Línea 2, inaugurado el 13 de septiembre de 1970. Se trata de tres paneles que abarcan una superficie de más de 29 metros cuadrados, donde los personajes se encuentran distribuidos horizontalmente sobre una base o suelo firme que les da sustento; por la manera en que visten y las actitudes que muestran son fácilmente identificados como guerreros, esclavos o artistas. En 1995 creó otro mural para el Museo de Antropología llamado “Venerable Abuelo Maíz”, posteriormente, en 1997, trabajó en el diseño y realización de un mural transportable de 2.7 por 7 metros llamado “Realidad y sueño en el mundo maya. Mágico encuentro entre hombres y dioses”. Su trabajo ha sido expuesto en Alemania, Austria, Francia, Estados Unidos, México, Guatemala, Corea y otros países. También fue docente en varias instituciones, como la Escuela de Restauración del Instituto Nacional de Bellas Artes, la escuela de Bellas Artes en Oaxaca. Asimismo, impartió clases en la Casa del Lago en Chapultepec, realizó seminarios y talleres en el Museo Nacional de Antropología e Historia en la Ciudad de México, La casa de la Cultura de Oaxaca, así como ponencias en ciudades como Guatemala y Leipzig (Alemania).