Rina Lazo era rojo, narrativa y raíces prehispánicas: Lucina Jiménez

viernes, 1 de noviembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Entre flores y anécdotas sobre la dulzura y generosidad que caracterizaban a la muralista y promotora cultural Rina Lazo, amigos, familiares y funcionarios culturales despidieron a la artista, quien falleció esta mañana a los 96 años de edad. Coronas del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), la Embajada de Guatemala en México, el Museo Mural Diego Rivera, la Unidad Defensora del Tesoro Artístico de México, así como de personas allegadas a la pintora rodearon, al igual que fotografías de Lazo junto a Arturo García Bustos (1926-2017), su esposo y uno de los discípulos de Frida Kahlo, rodearon el féretro de la artista en la funeraria Gayosso. https://twitter.com/bellasartesinba/status/1190440803883266049?s=20 Ahí la directora del INBAL, Lucina Jiménez, visiblemente emocionada comentó a Apro: “Creo que Rina está cerrando un ciclo, y al mismo tiempo abriendo otro, una de las cosas que hizo fue los murales de Bonampak que finalmente terminaron en el Museo Nacional de Antropología y ahora de manera póstuma el mural ‘El inframundo de los mayas’. Ella nos recuerda el tiempo circular que plantean las culturas ancestrales e indígenas contemporáneas. Estos momentos son un tiempo en el que tenemos que reflexionar y pensar. “Rina nos está dejando esa misión, pensar en las personas que se nos han ido como un tiempo cíclico en el que realidad no se van, su obra fue mucho ‘rojo, narrativa y raíces preshispánicas”. También adelantó que se le realizará un homenaje en el Museo Mural Diego Rivera, en fecha por definir, y que justo el mural “El inframundo de los Mayas” –que Lazo terminó de manera muy reciente en su casa y se encuentra aún apalabrado para el Museo Mexic-Arte de Austin, Texas, Estados Unidos – se expondrá en el Palacio de Bellas Artes. La hija de la artista, Rina García Lazo, colocó una bandera guatemalteca sobre el féretro al igual que una mexicana, y tras dar las gracias por la compañía de los presentes en la despedida de su madre, invitó a todos a darle una calurosa despedida mediante un aplauso que se prolongó un par de minutos. Entre los asistentes que constató Apro estuvo el artista Arturo Estrada Hernández, el último de “Los Fridos”, quien refirió a esta agencia que la obra de Lazo es: “Vital escuela mexicana, realista que planteaba sucesos actuales y producto de la escuela de los grandes maestros, la pintura mural debe servir como denuncia y así lo hizo”.