Recauda Mónica Mayer fondos para "Intimidades… o no"

sábado, 23 de noviembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Kickstarter es la plataforma central de internet para recibir donaciones que permitan a la artista visual y activista Mónica Mayer (D. F., marzo 16 de 1954) publicar su libro autobiográfico Intimidades… o no. Arte, vida y feminismo, una nueva aventura creativa conmemorando su trayectoria de cuatro décadas. Intimidades… está integrado por textos sobre arte, feminismo y performance escritos a lo largo de 40 años. Gracias a los fondos recaudados se imprimirán mil ejemplares y se donarán 50 de ellos a museos, escuelas de arte y bibliotecas en nuestro país. “Desde que tengo ocho años he escrito diarios registrando mi experiencia personal y el contexto en el que vivo. A partir de entonces sigo haciendo lo mismo. En un principio eran diarios, luego se convirtieron en cartas, después pasaron a ser artículos para periódicos (como El Universal) y conferencias; son textos que después he utilizado en mi obra para performance, para blogs, etcétera”, explica Mónica Mayer. “Un día le abrí mi archivo personal y el profesional a dos muy queridas amigas mías, la artista visual e investigadora Katnira Bello, y la historiadora, activista feminista y performancera Julia Antivilo, para que se metieran a buscar entre los miles de artículos e hicieran una selección de lo que ellas consideraban era trascendental para reunir en este libro. Ambas seleccionaron 86 textos que narran mi vida; pero también las transformaciones del acontecer del arte contemporáneo en México, del performance, del arte feminista y de los campos que me han apasionado durante medio siglo.” Mayer empezó en el feminismo desde que estudiaba en la Escuela Nacional de Artes Plásticas (ENAP), integrándose con una treintena de compañeras afines ideológicamente a la Coalición de Mujeres Feministas. “A mí me queda muy claro que vivo en un país donde el 60% de la población vive en pobreza extrema, y nueve mujeres mueren por feminicidio diariamente. Así, yo considero importante que el arte que realizo aborde estas temáticas; me interesan el arte, el activismo y la pedagogía, por ello desde que estudiaba con Juan Acha (Perú, 1916-México, 1995) pienso que el arte es un sistema y mi trabajo ser congruente. No soy una artista en torres de marfil.” Lo mínimo por colectar son 265 mil pesos (“sólo para la impresión del libro”); pero le urge juntar más antes del viernes 22 de noviembre (“lo cual sería maravilloso pues mandaríamos libros a toda América Latina, donándolos a universidades y escuelas”). Y proporciona la liga para donaciones a sus Intimidades…: https://www.kickstarter.com/projects/707770931/intimidades-o-no-un-libro-de-monica-mayer. Embajadora feminista En el prólogo de Intimidades… o no. Arte, vida y feminismo, escrito por Karen Cordero (curadora en 2016 de Si tiene dudas, pregunte. Una exposición retrocolectiva de Mónica Mayer en el Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)), leemos: El trabajo artístico de Mónica Mayer es un aspecto imprescindible del escenario cultural contemporáneo, tanto en México como a nivel internacional. Ella no sólo es pionera del arte feminista mexicano y embajadora de éste en múltiples partes de la República mexicana y del extranjero, sino que ha creado una práctica integrada de vida y arte, y con Víctor Lerma, su pareja y cómplice en el grupo Pinto mi Raya, un modelo para un sistema artístico alterno que mantiene un diálogo crítico con el aparato hegemónico. La riqueza de su prolífica producción, personal y como miembro de colectivos –en los géneros del dibujo, el collage, la gráfica, el arte conceptual y el performance– se aúna a su constante actividad como generadora de obras que activan el espacio público y la reflexión acerca de él, así como a su gestión de talleres que transmiten sus aprendizajes en el ejercicio del arte feminista y del arte como práctica social a distintas generaciones y en diversos contextos. Ejemplo primordial de ello es la importancia que El tendedero –una de sus obras más tempranas e icónicas– ha adquirido en los últimos años a la luz de un incremento en la visibilidad pública y la preocupación por los testimonios de acoso, dando lugar a su exposición y reactivación en cada vez más contextos, tanto del arte como del activismo a favor de los derechos de género. Sin embargo, la producción y acción de Mayer como creadora, crítica, docente y activista sigue teniendo muchas facetas poco conocidas y este volumen contribuye a develarlas, además de proporcionar elementos para construir una historia más completa y compleja del arte y la cultura en México a partir de la década de 1970 […] Por supuesto, nos aporta elementos para entender con mayor claridad su acercamiento al feminismo y al arte feminista, así como el flujo de la reflexión que ha acompañado la producción de sus obras, desde sus primeros dibujos y sus proyectos colectivos de gráfica experimental como Proyecto mímesis (1991), hasta las obras de activación social realizadas por Pinto mi Raya como Justicia y democracia (1995) o Yo no celebro ni conmemoro guerras (2008). Además, las cartas a su pareja, padre, madre e hijo también nos permiten entrever el papel fundamental que sus lazos familiares han tenido en su vida y su trabajo. […] Este texto se publicó el 17 de noviembre de 2019 en la edición 2246 de la revista Proceso

Comentarios