Trabajadores del INBAL denuncian corrupción y hostigamiento laboral

martes, 26 de noviembre de 2019 · 19:17
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La presentación de la exposición ‘Emiliano. Zapata después de Zapata’, que mañana abrirá sus puertas al público en el Museo del Palacio de Bellas Artes, devino en un acto de protesta de los trabajadores del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) por la defensa de sus condiciones y prestaciones laborales. Heriberto Cerón Díaz, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores del INBAL Administrativos, Técnicos y Manuales, encabezó la protesta en el área de murales del Palacio de Bellas Artes, e informó que desde el pasado viernes 22 iniciaron con una primera manifestación para denunciar de manera abierta y pacífica al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, actos de corrupción, hostigamiento laboral, represión e injusticias cometidas en contra de los trabajadores de base, confianza y honorarios del Instituto. Contrario a lo anunciado por el gobierno federal, en el sentido de que se entregaría un adelanto del aguinaldo a los trabajadores al servicio del Estado a partir del pasado 13 de noviembre, para reactivar la economía nacional y favorecer el llamado Buen Fin, el líder sindicar afirmó que para los agremiados del INBAL no hubo dinero y se les pagó el adelanto “fuera de tiempo”, hasta el martes 19. Al hablar de los presuntos casos de corrupción, Cerón Díaz mencionó que en el INBAL hay 16 sindicatos y con cada uno la institución tiene diferentes convenios, pero deben “respetarse las prestaciones”, entre las cuales, dijo, tienen derecho al servicio de tres ópticas que el propio sindicato había propuesto y convenido con las autoridades. El problema, añadió, es que se hicieron adjudicaciones directas por parte de Nancy Ramírez Zárate, quien fungía como subdirectora de Prestaciones. Finalmente fue despedida, pero, a decir del representante de los trabajadores, fue una forma de proteger a dicha exfuncionaria por parte de Pedro Fuentes Burgos, subdirector general de Administración del instituto, y Darío Montiel, director de Asuntos Laborales. Mencionó otro caso en el que debió hacerse una licitación para la entrega de uniformes, ropa de presentación, equipo y herramientas de trabajo, y se hizo mediante una adjudicación directa. Y para tener acceso a esas prestaciones, abundó, se dio a los trabajadores una tarjeta electrónica. Cerón Díaz indicó que están buscando un diálogo abierto con la directora general del INBAL, Lucina Jiménez, así como la renuncia de Fuentes Burgos, pero al no tener respuesta seguirán realizando protestas. La siguiente será esta misma noche, durante la inauguración oficial de la exposición ‘Emiliano. Zapata después de Zapata’.