Secretaria de Cultura de Morelos cuestiona que se usara pintura polémica de Zapata en el cartel

martes, 10 de diciembre de 2019
CUERNAVACA, Mor. (apro).- La secretaria de Cultura y Turismo del gobierno de Cuauhtémoc Blanco Bravo, Margarita González Saravia, se sumó a la polémica respecto de la obra de Fabián Cháirez en la que se muestra una pintura del Caudillo del Sur desnudo, con zapatillas, sombrero rosa y montando un caballo. La funcionaria, una de las pocas que ocupa un lugar en el gabinete del exfutbolista y que acompañó a Andrés Manuel López Obrador desde 2006, dijo que, aunque “respeta” la obra del artista, no está de acuerdo en que se haya utilizado para el diseño del cartel promocional de la exposición, “porque es una obra que está generando mucha polémica”. “Hemos hablado desde ayer con la subsecretaria de Cultura para comentarle que este cartel tal vez era decisión no muy afortunada, que había creado polémica, ojalá se reconsiderara no retirar la obra porque es una obra de un artista, pero sí como cartel promocional no estamos de acuerdo”, sostuvo. Y es que, “nadie puede coartar el derecho y la libertad de expresión ni de los periodistas ni de los artistas ni de las personas en general. Yo creo que el cartel no debió haber sido (diseñado) con la imagen de Zapata, de este cuadro específicamente, porque Zapata representa, para la mayoría de los mexicanos, un héroe nacional muy respecto, querido, que tiene una imagen, una trayectoria y una imagen que no es esa imagen” representada en la obra de Cháirez. Dijo que la obra no debe retirarse de la exposición, pues eso equivaldría a censurar la libre expresión del artista creador Fabián Cháirez. Aclaró que el gobierno de Morelos no está pensando en demandar al autor o al Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, como en la víspera anunciara el nieto de Emiliano Zapata, Jorge Zapata, quien incluso dijo que se ha pensado en ir al Palacio de Bellas Artes y quemar la obra. Esta mañana, un grupo de campesinos de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas irrumpió en las oficinas del Palacio para quitar y quemar la imagen que ha causado tanta polémica en redes sociales en los últimos días.