Tras reconocimiento de la talavera como Patrimonio Inmaterial, Puebla anuncia escuela

miércoles, 18 de diciembre de 2019
PUEBLA, Pue. (apro).- Tras la inscripción de la talavera como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), la Secretaría de Cultura de Puebla anunció que en 2020 se creará una escuela dedicada a la producción y conocimiento de esta cerámica. Al participar en un conversatorio realizado en el Museo Internacional del Barroco para reflexionar sobre la importancia de este reconocimiento binacional a la talavera, el titular de Cultura del Estado, Julio Glockner Rossáinz, consideró que es necesario no sólo impulsar el conocimiento sobre esta técnica, sino promover su uso. En ese sentido, expuso que se debe trabajar en devolver a la artesanía, su valor de utilidad que se ha perdido. “(artesanías de talavera) se han convertido en objetos de lujo, es decir, ante el trabajo artesanal en nuestro país, en un descenso considerable en las últimas décadas, han dejado de ser objetos útiles, para ser sólo objetos hermosos, cuando en realidad son bellos y útiles a la vez, tienen esa dualidad”, explicó. Glockner anunció que ya iniciaron pláticas con productores de talavera de Puebla para que el próximo año pueda iniciar actividades esta escuela con la que se fomentaría la producción de esta artesanía que ha ido en descenso en los últimos años. En el foro, organizado por la Secretaría de Cultura federal, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), la Dirección de Patrimonio Mundial y los gobiernos de Puebla y Tlaxcala, Emma Yanes Rizo, directora del Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart) se pronunció por recuperar las locerías y hornos antiguos que aún hay en el primer cuadro de Puebla capital, que son “resquicios históricos” y arqueológicos importantes para el estudio del oficio. En el mismo sentido que Glockner, Yanes Rizo dijo que debe dejar de verse a la artesanía como un asunto marginal, “de baratillo” y que debería ser adquirido por las instituciones gubernamentales en lugar de otros insumos. Consideró que una de las asignaturas que igual están pendientes tras este reconocimiento internacional para la Talavera, es hacer un censo de los artesanos que se dedican a la producción de esta artesanía en Puebla y Tlaxcala. El reconocimiento de la Unesco es binacional pues se refiere a los procesos de elaboración de talavera que se desarrollan en Puebla y Tlaxcala, en México, y en las localidades Talavera de la Reina y El Puente del Arzobispo, en España.  

Comentarios