EMPO Sinfónico, hermandad entre música clásica y electrónica

lunes, 23 de diciembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La música electrónica unió su espíritu con el estilo orquestal para el show intitulado EMPO Sinfónico, un viaje instrumental que debutó en el Teatro Metropólitan. La Orquesta EMPO Sinfónico bajo la batuta del maestro José Areán transformó la noche de este sábado a la música clásica en temas exitosos de DJ’s como Armin Van Buuren, Tiësto, Paul van Dyk, Swedish House Mafia y Avicii. Aclamados de principio a fin por la calidad de los arreglos, a la enmienda se sumaron los músicos de Vórtice Ensamble y el Coro Euterpe, encantando a los 3 mil 100 asistentes que abarrotaron el recinto. Las rolas concurrieron aplaudidas una a una durante cerca de dos horas, incluso algunas fueron bailadas y en otras más los presentes permanecían sentados admirandos por el resultado orquestal. El festín quedó aderezado por una reluciente producción, luego de que una pantalla como telón de fondo desprendía arte digital para el goce de las miradas, así como luces láser y multicolores que surcaban el espacio. La filarmónica con más de 50 músicos en el escenario emprendió el recital a las 21:40 horas, en una apertura que contempló “Faded” del noruego-británico Alan Walker, así como “For An Angel" del alemán Paul van Dyk. Para algunos cortes se acompañaron en las voces del rockero Héctor Quijada y Natalia Guerrero, dando su sello en cánticos en inglés que a la par coreó la multitud. A José Areán se le veía notablemente contento, previo a cada tema daba una breve explicación sobre la exploración sonora: “todo lo que escuchan es tocado aquí, no tenemos secuencias, lo padre del proyecto es que es tocado en vivo”. Además enfatizó que los géneros son hermanos a la hora de la ejecución: “el mundo de la orquesta y el mundo de la electrónica se pueden encontrar, y se pueden encontrar muy bien. ¿Creían que los músicos clásicos no podían meterle ritmo? Estamos cambiando la idea. Se vale bailar”. https://twitter.com/RoxitaM/status/1208973917521686529?s=20 El reventón “electro-clásico” integró “Love Generation” del francés Bob Sinclar, “Get Lucky” del dúo galo Daft Punk e “Insomnia” del grupo británico Faithless. “Blah Blah Blah” del neerlandés Armin van Buuren movió los cuerpos de los fans del EDM (Electronic Dance Music), Trance y Techno, prendiéndose de emoción por el regalo sinfónico, reconociendo a su vez con gritos y ovaciones a los ejecutantes. “Son unos maestros, es una genialidad, están buenos para el after, que chingón tocan”, fueron algunas de las palabras de gratificación que se escuchaban entre las butacas. Entre la selección de 24 temas en el programa destacó “One” de Swedish House Mafia (grupo formado por Axwell, Sebastian Ingrosso y Steve Angello) y la alucinante “Adagio For Strings” del neerlandés Tiësto. Los sentimientos movieron a la audiencia con “Levels” en homenaje al recién fallecido Avicii (1989-2018), mientras la pantalla al centro del entablado ilustraba aquellos momentos históricos del DJ sueco. Entre violines, chelos, pianos, batería eléctrica para redimir los beats, la velada transcurrió en completa catarsis incesante, con un público que se entregó hasta el final, con baile y clamando más rolas. Casi al filo de la media noche el inexorable fin llegaba con “Titanium” del francés David Guetta, para rematar con “Played A Live” del dueto danés Safri Duo. José Areán y músicos levantaban las manos en triunfo, y ante el súplica obsequiaron una más, repitiendo “One” de Swedish House Mafia. El cerrojazo quedó dibujado entre bailongo y brincos de la gente haciendo vibrar al Teatro Metropólitan, dejando inscrito que las instrumentaciones clásicas y electrónicas están compenetradas en hermandad para quienes aman la música. El espectáculo llegará el próximo 31 de enero al Teatro Diana, en Guadalajara Jalisco, además de que repetirán en el Metropólitan el primero de febrero del 2020. EMPO es la plataforma más grande de difusión y proyección música electrónica en Latinoamérica.

Comentarios