La correspondencia imaginaria entre Amado Nervo y Margarita Dailliez en 'La última luna”

sábado, 7 de diciembre de 2019

GUADALAJARA, Jal. (proceso.com.mx).- Con la ausencia de Guadalupe Loaeza por un malestar de la ciática, se presentó en el marco de la Feria Internacional del Libro (FIL) "La última luna", obra que escribió junto con Pa?vel Granados, quien deleitó a los asistentes con anécdotas personales y laborales del poeta Amado Nervo a su paso por México, París, Uruguay, y Argentina.

El libro ofrece una correspondencia imaginaria entre el poeta y su hijastra, Margarita Dailliez, su amor secreto.

El director de la Fonoteca Nacional, Pável Granados comentó que se conocen algunas cartas que escribió Amado Nervo a Margarita, hija de su fallecida pareja Ana Cecilia a quien conoció en Paris y vivió con ella 10 años.

Tras morir Ana Cecilia, y dejar a la hijastra en casa de una hermana de Amado Nervo, el poeta pretendía ir de México a Argentina, pero tuvo que hacer varias escalas a lo largo de Europa y América, para poder lograr su objetivo, por lo que en ese trayecto escribió a la quinceañera Margarita, quien no le correspondió en un principio a su amor. Incluso cuando Amado Nervo le declaró su amor, ella respondió con un "'cómo decir te quiero, sin decir papá'".

Pável Granados comentó que junto Guadalupe Loaeza idearon escribir las cartas entre la joven y el poeta. A la escritora le correspondía crear las respuestas de Margarita, y al director de la Fonoteca, las palabras de Amado Nervo.

"Lo que hicimos es que yo me disfracé por unas semanas de Amado Nervo, Guadalupe se disfrazó de Margarita, y lo voy a decir con pudor, creo que son mis textos más cursis que he escrito". Su comentario provocó la risa de los asistentes.

Invitó al público a leer el libro para que conozcan a Amado Nervo "el primer autor de ciencia ficción en México, tiene un cuento que pasa en el año 5 mil, en que de plano los animales toman conciencia y se rebelan contra el hombre.

Tiene un ensayo maravilloso, si ustedes vieron la película Abre los ojos (...) está casi escrita por Amado Nervo en un cuento que se llama Los soñadores, y tiene un ensayo que por aquí ponemos en el libro, en donde dice Amado Nervo que antes las noticias se tardaban meses en llegar y ahora con la invención del teléfono se tardan un día (...), pero con los adelantos de la tecnología, algún día se va a volver instantáneo.

Dice ‘yo me imagino una plaquita de metal, en la cual van a aparecer letras, y por alguna razón misteriosa nos vamos a enterar de lo que está pasando en ese momento’, así lo dice, por aquí está, aunque sea cómprenlo (el libro La última Luna) para que vean ese parrafito". Los asistentes al salón Juan José Arreola, soltaron una carcajada.

Al final, hubo un par de preguntas de los asistentes para Pável Granados, y una mujer aprovechó el momento para recitar un poema que le compuso a su esposo.

Comentarios