Una Academia de la Lengua "moderna y accesible”, plantea su nuevo director, Gonzalo Celorio

sábado, 16 de febrero de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Dar continuidad a los proyectos pendientes, publicar una “historia de la literatura mexicana” y abrir conferencias de carácter público, forman parte de los proyectos del escritor Gonzalo Celorio, nombrado nuevo titular de la Academia Mexicana de la Lengua (AML) para el periodo 2019-2023. El académico de la silla XXVI –en la que estuvieron Isidro Fábela, Justino Fernández y Sergio Galindo-- fue elegido director en la sesión plenaria de este jueves 14, y comentó a Apro en entrevista: “Me siento contento, sí es algo que busqué desde hace un tiempo, soy el sexto académico de mayor antigüedad y desde mi ingresó en 1995 le he tenido un enorme aprecio, cariño y amor a la academia”. En más de 25 años Celorio, licenciado en Lengua y Literaturas Hispánicas con posgrado en Letras en la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ha desempeñado diversas funciones al interior de la AML como decimoprimer tesorero, decimosexto secretario, así como fundador de la Comisión de Consultas. Además, ha sido director del fondo de Cultura Económica (2000-2002), director de la FFyL (1998-2000), coordinador de Difusión Cultural en la UNAM (1989-1998), así como profesor en instituciones como El Colegio de México, la Universidad Iberoamericana y el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. A decir del nuevo titular, la Academia con sus 144 años de antigüedad  es sólida y consistente con su labor. --¿Cuáles son sus prioridades como nuevo director? --La academia tiene proyectos vigentes así que una de mis prioridades es darles continuidad, pero también innovar en otros, hemos trabajado con con el sistema educativo nacional, en la revisión de libros de texto y elaboración de algunos, en el diccionario escolar, en el de mexicanismos. “También hay sesiones plenarias, algunos tienen la idea de que la conferencia debiera ser de carácter público y estoy de acuerdo. También me gustaría trabajar en una nueva gran historia de la literatura mexicana y creo que podría dirigir los esfuerzos en esa dirección, es un plan a largo plazo, pero por fortuna estoy en el inicio del periodo. --¿Una academia más moderna? --A menudo la Academia Mexicana de la Lengua es vista como una instiución elititsta, con un conclave de viejecitos, y no, es tan viva como la lengua y si esta cambia y se modifica la academia debe debe ir paso a paso en esta transformación sin dejar a un lado la esencia y objetivo que la rige, que es la lengua. Sin romper su estructura, valores, ideas o esencia debe estar abieta a nuevos cambios sociales.” También comentó sobre la situación del predio de la nueve sede de la AML en Coyoacán, en donde se descubrieron vestigios arqueológicos, habrá ventanas abiertas al público para que se pueda admirar el antiguo tecpan que se ubica ahí, y que pesé a retrasos en la construcción de tipo legales, todo indica que en algún momento podrán ocupar la sede: “Hemos solicitado recursos al gobierno federal pues mucho depende de estos, pero a la fecha, así que dar una fecha para ocupar la sede de Coyoacán será conjeturar”, finalizó el director, quien también es miembro correspondiente de la Real Academa Española,Academia Cubana de la Lengua, la Academia Nicaragüense de la Lengua, y creador emérito del Sistema Nacional de Creadores.

Comentarios