'Noche perfecta”, el cierre del tour 'Revolution” de los Stone Temple Pilots y Bush en México

lunes, 25 de febrero de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Stone Temple Pilots (STP) y Bush, dos de las bandas mas relevantes del grunge y rock noventero, cerraron el Revolution Tour en medio de “una noche perfecta”. Así lo describieron los vocalistas Jeff Gutt y Gavin Rossdale, respectivamente, durante su turno en el escenario la noche de ayer en el Frontón México, la última parada de la gira y de su recorrido por Latinoamérica. Poco después de las 19:30 salieron las bandas nacionales Pressive, con su sonido nü metal, y el indie rock de Atma para calentar el escenario, y poco a poco se llenó el Frontón con un aforo de cerca de dos mil espectadores. A las 21 horas en punto llegó el momento esperado las luces se apagaron brevemente para dar pauta de inicio de la presentación, los gritos iniciaron mientras el publicó coreó --en inglés-- “¡STP!, STP!, ¡STP!”, al fondo del escenario una manta blanca con la portada del séptimo y último disco homómino de Stone Temple Pilots con el que Robert DeLeo (bajo), Dean DeLeo (guitarra) y Eric Kretz (batería) regresaron a los escenarios marcando también el debut de Jeff Gutt (voz), se iluminó… [caption id="attachment_573149" align="alignnone" width="1800"] Stone Temple Pilots ante dos mil personas, en el Frontón México. Foto: Carlos Enciso.[/caption] Sonaron los primeros acordes de “Wicked Garden”. Gutt, el nuevo vocalista de los Stone hizo lo propio, enfundado en pantalones gris oscuro, chamarra de piel y lentes –la vestimenta de todo rockstar--, tomó el escenario. Para el segundo y tercer tema, “Crackerman” y “Vasoline” se hizo el slam entre el público, le siguieron “Silvergun Superman”, y para “Big Bang Baby” los acordes de la guitarra de Dean estremecieron al frontón. [caption id="attachment_573151" align="alignnone" width="1800"] Jeff Gutt desde las gradas en el frontón. Foto: Carlos Enciso.[/caption] Un “¡Te amo México!” se dejó escuchar por parte de Jeff, si bien fue poca la interacción con el público, Gutt se encargó de hacerlo suyo, la sombra de Scott Weiland y Chester Bennington pesan en un nombre como Stone Temple Pilots pero el cantante, quien fue líder de la banda Cell y concursante del programa X Factor estadunidense logró imprimirle su sello, la crítica lo ha visto con buenos ojos y en especial los fanáticos que son los últimos que tienen la última palabra. Tras “Big Bang Baby”, “Empty”, “Meadow” y por supuesto “Plush” e “Interstate Love Song” se agitaban las cabezas entre la audiencia, las últimas dos fueron quizá las más coreadas. [caption id="attachment_573152" align="alignnone" width="1800"]Vista del escenario de Stone Temple Pilots desde el fondo del Frontón México. Foto: Carlos Enciso. Stone Temple Pilots. Foto: Carlos Enciso.[/caption] Si bien al inicio de “Roll me under”, el sencillo del nuevo disco, hubo una falla técnica con el micrófono principal lo que hizo que repitieran la canción, Gutt hizo que se olvidará el hecho escalando hasta las gradas, interactuando, tomándose algunas fotos, incluso se llevó un buen trago de cerveza por parte de alguno de los fans. Luego de “Dead & Bloated”, “Trippin' on a hole in a Paper Heart” continuaron con “Trippin” que encendió de nuevo el slam en la audiencia y “Sex Type Thing”. Con ello se acabó el show, no sin antes agradecer al público, recordar su paso por Guadalajara en el Festival Roxy, y el regalo de las baquetas por parte de Eric Kretz.

Locura con Bush

Pero la noche no culminó ahí, sólo marcó el paso para Bush, la banda británica conformada por Robin Goodridge, Chris Traynor y Corey Britz y Gavin Rossdale en la voz, quienes como parte del Revolution Tour promocionan su más reciente disco Black and White Rainbows. Si STP había dejado a todos un buen sabor de boca con su presentación, Bush salió cerca de las 23 horas para estremecer al escenario con el tema “Machinehead” y después “The sound of winter”. “This is war” y “The people that we love” también se dejaron escuchar. [caption id="attachment_573153" align="alignnone" width="1800"] Bush en el Frontón México. Foto: Carlos Enciso.[/caption] Rossdale se ganó al público, hizo un esfuerzo al hablar español y le salió bastante bien: “Esta noche es única, es de felicidad, es increíble, también es una gran noche para ustedes con Alfonso Cuarón”, dijo, en referencia al director de Roma que ayer por la noche se alzó en los Premios Óscar como Mejor Director, Fotografía y Película Extranjera. Le siguieron “Greedy Ely”, “Everything Zen”, “Let yoourself go”, con “Swallowed” el slam regresó al público, siguió “Little things”, y una versión muy grunge de “Come together” de The Beatles que todo el público cantó. La interacción de Rossdale con el público no paró, subió a las gradas, se aventó entre el público, bajó al [caption id="attachment_573154" align="alignnone" width="1800"] Gavin Rossdale de "Bush". Foto: Carlos Enciso[/caption] menos en tres ocasiones durante todo el show. Para “Glycerine” y “Comedown” como cierre el público no dejo de cantar y hacer slam. Así se despidió Bush, no sin antes dejar a los Stone Temple Pilots subieran de nuevo al templete, las dos bandas en un mismo escenario por unos momentos, flashearon algunos teléfonos, una foto histórica. ¿Faltó alguna canción? –la pregunta obligada--, la respuesta va acorde a gustos personales, pero en el caso de STP algunos pidieron “Creep” sin respuesta, y en el de Bush “The chemical between us”.

Comentarios