"El Llanero Solitito", Enrique Cisneros, y la lucha del CLETA

viernes, 8 de marzo de 2019
El 29 de mayo de 1993, cumplidos 20 años de la toma del Foro Isabelino por el grupo CLETA, encabezado por Enrique Cisneros, “El Llanero Solitito”, éste relató a su lucha por permanecer dentro de las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (“No nos moverán”, dice Enrique Cisneros, “El Llanero Solitito”, en Proceso). Aquel hecho fue un momento histórico en el ámbito teatral del país, y se retoma ahora debido al fallecimiento del actor, ocurrido el sábado anterior, a los 70 años. CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El actor Enrique Cisneros, El Llanero Solitito, parece inflexible: “Nos podrán echar del Foro Abierto de la Casa del Lago, pero no nos moveremos Que nos saquen, pero no nos vamos a salir”. Fundador y vocero del grupo CLETA, El Llanero Solitito responde a las amenazas de Raymundo Figueroa (Proceso, 864), nuevo director de aquella casa concesionada a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en Chapultepec, quien definió a los cletos como “paracaidistas del teatro”. La contestación es socarrona: “Tiene razón en una parte: el paracaidista llega a un terreno abierto, inhabitable, sin acceso ni drenaje. Entonces lo aplana, quita las piedras, lo arregla, le da vida y es cuando le sale el dueño”. Ducho en lidiar con administraciones de la Casa del Lago, El Llanero Solitito desenfunda: “Retamos el domingo 20 de junio a un duelo teatral al dramaturgo Hugo Fragoso, nombrado coordinador de teatro popular por Figueroa, en Ciudad Universitaria o en el Foro Abierto. Que ellos actúen dos horas y luego nosotros dos y así. Nos impugnan la validez artística de nuestro proyecto, pero hablan sin conocimiento de causa. Que decida el público, entonces, cuál es la estética que prefiere”. Se muestra confiado del veredicto popular, al recordar que “hasta Luis de Tavira se llegó a presentar en el Foro Abierto, y con todo y la calidad que mostró, el público se le fue porque no se le escuchaba”, ya que “la acústica del lugar es difícil”. El Abierto de Chapultepec, prosigue, “medio se utilizó” con Benjamín Villanueva, “lo más que se dio entonces serían unas diez funciones al año, y eso por CLETA”. Eran los momentos en que la música folclórica tuvo auge Hacia marzo de 1973, el Foro Abierto “lo llenó CLETA con un acto de solidaridad para Bolivia”. Niega la subvención de la UNAM en los gastos de CLETA en luz y agua, como afirmó Figueroa: “Hay una subestación eléctrica atrás del Foro Abierto que está con candados. Nosotros pagamos un millón de pesos en conexiones y jamás quisieron abrir, por lo cual recurrimos a los diablitos en cables que hay en Chapultepec En la azotea de la Casa del Lago hay dos tinacos y desde hace año y medio tienen cerrada la llave al foro, tenemos que acarrear agua del Lago”. El Llanero Solitito refuta que el teléfono que tienen sea de la universidad, que se hayan apoderado de un equipo de sonido y que tengan dos proyectores de 35 milímetros propiedad puma: “Durante muchos años coordinábamos con la UNAM el Foro Abierto, ellos tenían las llaves de camerinos, y poco antes del plantón en 1985, fueron ellos quienes nos robaron un equipo de sonido Ahora tenemos otro que nos costó 4 millones que juntamos con la lana de la misma gente El teléfono lo pusimos nosotros y mensualmente pagamos la renta”. Se le pregunta sobre los proyectores del recuento de Figueroa Todavía divertido, relata: “Ahí no sé ni qué onda. En la parte superior de las gradas hay una cabina que debería fungir como proyector, pero está cerrada con candados y la Casa del Lago tiene las llaves. “Para que la cuña apriete ha de ser del mismo palo”, sería el refrán que emplea Figueroa, según Cisneros, en su “proyecto cultural”: --Ya llamaron a un grupo que trabaja con nosotros, los rockeros de Factotun, les ofrecieron lana. Es triste, porque su crítica es que nosotros no ofrecemos calidad y están esquiroleando. Figueroa dice que tiene que competir con Televisa, como si estuviera descubriendo el hilo negro. Y que tiene el apoyo de Tania Libertad y otros artistas, pero el espacio está ahí, abierto para Tania Libertad o quien lo pida; de hecho, siempre los invitados van primero en el orden de actuación. Nosotros sólo podemos pagar a Tania Libertad 50,000 pesos, que es lo que deja el boteo mientras canta, ellos tienen presupuesto para pagar mejor. CLETA establece los requisitos para que se presente un grupo en el Foro Abierto, conforme a un criterio de calidad “que respete al pueblo”. Y que existan horarios disponibles. En cuanto las autoridades universitarias estén dispuestas a negociar el documento público que propone CLETA, éste presentará una lista “de varios cientos” de universitarios que tienen que ver con la organización (“incluyendo algunos funcionarios”), con su número de cuenta. “Siempre hemos negociado con las autoridades de la UNAM --dice El Llanero--, la penúltima vez fue con el rector Carpizo McGregor, quien nos felicitó por `la valiente’ defensa que hicimos de la Casa del Lago en 1985, cuando el Departamento del Distrito Federal estuvo a punto de quitársela a la Universidad Nacional Autónoma de México. En 1979 hubo un convenio para prolongar la concesión que el DDF había hecho por 25 años a la UNAM. Entonces, Soberón paró el numerito”. Esta es parte de la historia que “los directores de la Casa del Lago a menudo desconocen”: --Alguna vez, el quiosco recortado llegó hasta Reforma y lo han ido quitando La Casa del Lago ha desaparecido 75%; pero con CLETA no le han arrebatado un centímetro. La última negociación fue con una comisión del Consejo Universitario, que a petición del Congreso se formó para tratar el asunto de CLETA y del Foro Isabelino. La resolución, que debió dictaminarse en mayo del año pasado, ahora la retoma Reynaldo Figueroa, “quien tiene la tarea de utilizar el presupuesto universitario para generar un enfrentamiento entre público y actores afines a CLETA”. --Es falso que CLETA no tenga que ver con la UNAM. No tiene que ver con las autoridades, que es otra cosa Figueroa afirma que el foro está tomado, pero le sugerimos que revise documentos y las notas de prensa de 1985. En el foro hay un plantón permanente en espera de respuestas concretas, ya que desde 1979 se pretende devolver la Casa del Lago al DDF, producto de un contrato leonino, y CLETA ha defendido este patrimonio universitario. Le parece ridícula la cifra de que medio millón de personas pasan por la Casa del Lago los fines de semana, pues “esa cantidad de gente no pasa por todo el bosque de Chapultepec” en ese lapso Cisneros persiste en su galopar de palabras: --Figueroa encontró la Casa del Lago en “abandono”. ¿Por qué? El anterior director, Rafael Segovia, se cansó de que lo usaran en una lucha que nunca entendió. Al principio le dieron presupuesto y como para sacar a CLETA se requiere más que hacer declaraciones o usar artistas esquiroles, el que se cansó fue él Le retiraron el presupuesto y se fue sin pena ni gloria. El caso no es único. El Llanero reconoce la dificultad de que autoridades y CLETA concuerden en un proyecto cultural común, pero no excluyen la posibilidad de uno “complementario, si hubiera democracia”, donde “no sólo se vea la UNAM como institución formada por funcionarios”. Así, “estamos dispuestos a negociar lo negociable”. En caso de que Figueroa los reciba, las proposiciones de CLETA consistirían en tres puntos. Explica Cisneros: 1)    Establecer una alianza para luchar conjuntamente contra las autoridades del DDF para que, en caso de que se cierre el Bosque de Chapultepec, no se obligue a desalojar la Casa del Lago, no se reubique a los trabajadores, se pueda seguir funcionando y no se desmovilice a la gente que esté dispuesta a defenderla. 2)    Que la UNAM programe grupos artísticos en el Foro Abierto, como habíamos acordado con Segovia, aunque luego se echó para atrás CLETA pondría la infraestructura y la Universidad Nacional Autónoma de México podría pagarles de su nómina. A su vez, nosotros programaríamos en sus espacios, subvencionando CLETA esos trabajos donde la UNAM se llevaría el crédito. 3)    Estamos abiertos para coordinar lo necesario y que no se encimen los sonidos. Con el pretexto de “acciones ecológicas”, añade, pretenden cerrar Chapultepec en julio y agosto, para reabrirlo, “pero cobrándole al pueblo y poniendo torniquetes en las entradas”, como en el castillo Estas medidas tienden a la “privatización definitiva” del bosque. “Vamos a luchar --concluye El Llanero Solitito--. No nos saldremos”.  

Comentarios