Noche de salsa para celebrar el '30 aniversario” de la trayectoria de Luis Enrique

sábado, 9 de marzo de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- En el marco del Día de la Mujer el salsero nicaragüense Luis Enrique ofreció la noche del viernes en el Teatro Metropolitan la única fecha de su gira por “30 aniversario” de trayectoria artística en México. Con un recorrido musical que incluyó 19 temas, el músico y compositor mejor conocido como “El príncipe de la salsa”, entró de lleno al teatro cerca de las 21 horas acompañado por una banda de nueve músicos, dirigida por el chileno Christian Fogos en el piano, y dos coristas, en una noche en donde demostró su calidad vocal. Con una producción sencilla que se apoyó en un juego de luces y una pantalla Led, a Luis Enrique le costó ambientar al Metropolitan -mismo que se llenó en su totalidad ya entrado el concierto-, pero una vez que lo hizo el público se entregó coreando y bailando por los pasillos del teatro. [caption id="attachment_574697" align="alignnone" width="702"]Una velada llena de ritmo ofreció Luis Enrique en la CDMX. Foto: Germán Canseco Una velada llena de ritmo ofreció Luis Enrique en la CDMX. Foto: Germán Canseco[/caption] Abrió con el tema “Locos los 2” del disco Soy y seré (2011) con el cual obtuvo el Grammy Latino al Mejor Álbum de Salsa,  le siguió “Desesperado”, “Así es la vida” y después uno de sus primeros éxitos: “Tú no le amas”, del disco Amor y alegría (1988), producción que le valió el reconocimiento internacional a finales de los ochenta en medio de la explosión de la llamada salsa romántica, cuya canción lo hizo recordar su primera vez en nuestro país: “Me presenté con esta canción en 1989 en México, y recuerdo la ocasión con mucho cariño en el programa Siempre en domingo pues me abrió las puertas y cambió mi vida para siempre, ¡gracias México!”. Después continuó con “No tienes que pedir permiso” del álbum Dilema (1993), “Por volverte a ver”, “La mañana”, y la balada “El amor es algo más”, misma que fue coreada por el público. Para “Dame de tu boca”, “Amiga” y “Cómo volver a ser feliz” parte del público se había levantado de los asientos y afinaba algunas vueltas y pasos de baile. Cuando le tocó el turno a la canción “Cambia”, del exitoso disco Ciclos (2009) que lo hizo acreedor a un Grammy y Latin Grammy, refirió algunas palabras al público: “Hay tanto que se tiene que cambiar en el mundo, pero antes tenemos que comprender que si no cambiamos nosotros no hay manera de seguir adelante”, y acto seguido se escucharon las primeras líneas de ese tema, que dice Te hace mal la desilusión/ la noche, el día/ te hace mal no reír/ y te hace mal que otros se rían/, te hace mal los diarios, la televisión/ las viejas profecías/ te hace mal la ciudad que no fue/ como el sueño que una vez tenías… Siguió la balada “Lo que pasó entre tú y yo pasó” y luego otro éxito: “Mi mundo”, del disco homónimo que lo hizo obtener un Premio Lo Nuestro por "Álbum tropical del año" en 1990. Tras “Date un chance" y “Sonríe” terminó de presentar a la banda que lo acompañaba y siguió con “Déjame que te lo explique” para dar paso a quizá el éxito que todos esperaban: “Yo no sé mañana”, balada que hizo saltar a todo el Metropolitan de sus asientos, ya sea para grabar la presentación o bailar desde sus asientos o en pareja, y con el cual salió del escenario sólo para que el público lo regresará entre aplausos y culminara la noche con el tema “San Juan sin ti”. Sin embargo, no interpretó el tema “Mordaza", su más reciente canción que habla sobre la injusticia social en su natal Nicaragüa, y en la que colaboró con el músico cubano Yadam y la participación del rapero Erick Nicoya. Tras la presentación en el Metropolitan el cantante continuará la gira de sus tres décadas por Estados Unidos: el 15 de marzo en Los Ángeles, el 16 en San Francisco, 17 en Las Vegas, para después ir a Puerto Rico el 6 de abril y tres días después llegar a Panamá.  

Comentarios