Cultura

El Festival Cardinal unió al continente

El rock pop de los mexicanos Comisario Pantera cargó de buena vibra a sus seguidores con “Cada vez que mientes”, “Éramos adolescentes” y “No es mi culpa que seas mala”.
miércoles, 28 de octubre de 2020

CUIDAD DE MÉXICO (apro).- Un viaje por la diversidad sonora del continente americano ofreció gratuitamente durante tres días el Festival Cardinal a través de la red social Facebook, culminando con la presencia de los argentinos La Beriso, los canadienses Afrotronix y los mexicanos Comisario Pantera.  

Luego de que el encuentro arrancó el pasado viernes 23 y prosiguió el sábado 24 del presente mes, para el exitoso cerrojazo el maratónico festín compartió más de tres horas del espíritu de nuestro continente en una exposición de los rasgos musicales de cada rincón, recorriendo desde la punta norte hasta el extremo sur. 

El colorido de cada país se percibió desde las 16:00 horas (horario de transmisión para México), en apertura puntual desde tierras venezolanas con Irepelusa y su nuevo proyecto Motherflowers, desprendiendo ritmos bailables a través del tema “Aguacero”.

Cada agrupación dispuso con un tiempo conciso para dar a conocer su talento; artistas quienes a su vez eligieron desde sus propios países el escenario para tocar, demostrar así su ingenio e identidad conceptual. De Chile se escuchó el rock pop de Alejandría, con la rola “Ruinas de Alejandría”, para dar salto a la alegría de los brasileños Rastapé al son de “Casinha no mar”.

Un poderoso y áspero metal detonó la banda Calamity (Puerto Rico), quienes rasgaron rock duro con “The Truth” (“La verdad”) y “Guerreros”. En este corte aprovecharon para lanzar consigna instando a la unión continental, luego de que inscribieron en sus playeras las palabras de “paz, amor, equidad y justicia”. En cuanto a las propuestas estadunidenses, llegó la neoyorquina Dilemastronauta diseminando fusiones electrónicas y folclóricas, al igual que la cantautora Joanne Shenandoah junto a su ensamble de resonancias folk. El rock pop de los oriundos de Santiago de Chile, Saiko, tomó escena modulando “Limito con el sol” y “Debilidad”. Concedieron turno al cantante Facundo Monti, de México, quien interpretó “Lo que te queda” y “Olvídate”.

 El regocijo cumbanchero movió con Cacao Munch (Colombia), quienes entonaron “Lamento” mientras ocupaban como escenario un espacio en la naturaleza, lugar indicado para lanzar un llamado al cuidado de la entristecida pero generosa Madre tierra. Los dulces cánticos de Irene Díaz (Los Ángeles, California) retumbaron en los corazones por medio de “My Sweetest Sin” (“Mi más dulce pecado”) y “Lovers & Friends” (“Amantes y amigos”); dando vuelco al indie pop de los argentinos Lucas & The Woods, vía “Pensacola” y “Todo lo que fue”. La sabrosura y candela de la cumbia aterrizó con Mauricio Mesones (Perú), al acorde de “La distancia” y “Te sigo”. En seguida, la canadiense de Winnipeg Rayannah, en atmósferas electrónicas proponía “Best of You” (“Lo mejor de ti”).

El candente pop de Marteovenus (República Dominicana) encantó con “Y te vas”, así como “Quien no sabe”. Inmediatamente el solista canadiense Elijah Bekk, con su guitarra acústica, cautivó vocalizando “Moonshine Lover” (“Amante brillo de luna”), “In the Morning” (“Por la mañana”) y “Dance with the Devil” (“Baila con el diablo”).

En sesión acústica, la banda de ska Los Rabanes (Panamá) definieron su oportunidad con “Perfidia”, “Señorita, a mí me gusta su stáil” y “My Commanding Wife” (“Mi esposa mandona”); invitando constantemente a sus fans para cuidarse ante el coronavirus.

Un extravagante rock de mezclas electrónicas expandió Mateo Kingman (Ecuador), en una ambientación futurista y una reluciente producción para “Puerta de sal” y “Tejidos”. De Argentina el rock de Paris Paris Musique fructificó el arte digital como telón de fondo para “You Can’t Stop Me” (“No puedes detenerme”) y “Fuego”.

Al fin, el rock pop de los mexicanos Comisario Pantera cargó de buena vibra a sus seguidores con “Cada vez que mientes”, “Éramos adolescentes” y “No es mi culpa que seas mala”.

La agrupación Afrotronix presumió escenografía tocando desde una plataforma en las alturas de un rascacielos en Montreal, Canadá, saludando con intensos golpeteos beats y mezclas electrónicas a la comunidad del continente y gritando: “¡Hola familia!”.

El octeto originario de Buenos Aires, La Beriso, llegó para desprender la magistral conclusión del festivazo, con el rock pop energético de sus rolas “Miro hacia atrás”, “Incendiémonos”, “Mano a mano”, “Pensamientos” y “Traicionero”. Pasaditas las 19:30 culminaba el Festival Cardinal, con la plena satisfacción de la audiencia que se conectó desde distintas partes del continente y quienes agradecían por el chat en vivo, haciendo notar la riqueza sonora de América y que estuvo unida virtualmente por el amor a la música.

Comentarios