Cultura

La pandemia favoreció el tráfico ilícito de bienes culturales: Unesco

Audrey Azoulay, directora general de la Unesco, destacó que hoy se enfrentan nuevos desafíos, entre ellos el del ámbito digital, pues el tráfico de bienes culturales se ha ramificado en línea.
sábado, 14 de noviembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).– A decir de Audrey Azoulay, directora general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), la pandemia de covid-19 ha agravado el tráfico ilícito de bienes culturales, particularmente en zonas de conflicto.

Al dar su mensaje con motivo del 50 aniversario de la Convención sobre las medidas que deben adoptarse para prohibir e impedir la importación, la exportación y la transferencia de propiedad ilícitas de bienes culturales, promulgada en 1970, Azoulay destacó que además hoy se enfrentan nuevos desafíos, entre ellos el del ámbito digital pues el tráfico se ha ramificado en línea.

En su breve discurso, difundido a través de la página de internet de la Unesco, la funcionaria recordó que la convención se firmó el 14 de noviembre de 1970, en la Conferencia General del organismo internacional, para combatir una actividad que no sólo afecta a todos los países miembros, sino que ­–se puede “reafirmar sin ambigüedad”, dijo–, “financia la mafia y las organizaciones terroristas”.

El propósito de la Unesco, añadió, es apoyar a los 193 Estados miembro en su lucha, mejorando la legislación nacional, promoviendo la cooperación internacional, formando a profesionales de la cultura y las aduanas y proporcionando conocimientos técnicos.

La organización “está dispuesta a apoyar todas las iniciativas a este respecto, en colaboración con todos sus asociados, entre ellos, la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), el Consejo Internacional de Museos (ICOM), la Organización Mundial de Aduanas (OMA), el Instituto Internacional para la Unificación del Derecho Privado (UNIDROIT), los Carabinieri italianos y muchos otros.

Y añadió que buscará también dirigirse al público en general, concretamente a los compradoras de obras saqueadas porque “no hay oferta sin demanda” y para ello lanzó la campaña “El verdadero precio de arte”. A través de ella se busca hacer consciencia sobre el hecho de que “robar, vender o comprar una obra saqueada es participar del saqueo del patrimonio y la memoria de los pueblos”.

El tráfico ilícito de bienes culturales, representa casi 10 mil millones de dólares anuales, de acuerdo con uno de los documentos que la propia Unesco subió a su página de internet con motivo de este aniversario, entre ellos la historia de la obra Los jueces justos, realizada por Jan and Hubert Van Eyck, en 1432, considerada una de las principales pinturas del Renacimiento, cuyo panel inferior izquierdo fue robado en 1934 y nunca se encontró.

Los materiales son “Celebremos los 50 años de lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales”, “Traficantes de arte, traficantes de almas”, “50 años de lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales”, “Lucha contra el tráfico ilícito, la devolución y la restitución de bienes culturales” y “Campaña internacional ¿Cuánto por el alma de una nación?”

Comentarios