Murió Christophe, autor de 'Aline”

viernes, 17 de abril de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Autor de “Aline”, en 1965 --primer disco que se convirtió internacionalmente en un “éxito de verano”, en el sentido moderno para la historia de la canción francesa--, el cantautor Christophe, Daniel Bevilacqua, nacido en 1945 en Juvisy-sur-Orge, Essonne, falleció la noche de ayer de una enfermedad pulmonar. https://youtu.be/u6W2EybCqHM La pieza fue grabada en México y América Latina por múltiples intérpretes en español, desde hace medio siglo; por ejemplo, una de las recientes versiones fue de Jorge Domínguez y su grupo Super Class, destacando Rayito Colombiano, de Iztapalapa, en “Aline”. https://youtu.be/wvsEUt6djGE Su retrato lo resumió el diario ‘Libération’ hacia 2016: “Christophe, cinco decenas de éxitos”. De éxitos, sí, como explicó la publicación de internet gala ‘France Inter’: “Aline”, “Les mots bleus”, “Le dernier des Bevilacqua”, “Succès fou”, “Les marionnettes”, “Les paradis perdus” o “La Dolce Vita”. https://youtu.be/02rRXLiwYQ4 “Una voz (particular), lentes (nada transparentes) y un ritmo (completamente desgarrado), tenía 74 años cuando lo hallamos en Brest, hospitalizado en la Bretaña (francesa) tras ser admitido, el 26 de marzo, en el hospital Cochin de París. Falleció el jueves pasado ‘de un enfisema’, enfermedad pulmonar, como indicó su familia a la agencia de noticias AFP”. No obstante, el diario madrileño ‘El Español’ difundió que, al ser internado en París, ‘Le Parisien’ informó que Christophe había dado positivo por coronavirus. Su colega músico Jean Michel Jarre (quien fracasó en su intento de tocar en la cima de la Pirámide del Sol durante el llamado “Eclipse del Siglo”, Teotihuacán, 1990), escribió en Twitter: “Christophe, has partido esta noche… esta noche están los Paraísos perdidos… Se piensa que la gente amada es eterna y sí lo es, tú lo eres… #christophe #le dernier des Bevilacqua”. A finales de abril, Christophe debía actuar en el teatro y cine Le Garnd Rex de París, un par de conciertos que se pospusieron por las medidas de confinamiento. “Ave nocturna, Christophe había sido tentado tanto por los terrenos experimentales como, en esos años finales, por reciclar sus viejos jits”, escribió Xavier Demagny en ‘France Inter’ anunciando la noticia del deceso (“Le chanteur Christophe est mort, 50 ans de sons s'envolent dans les paradis perdus”). Todo comenzó para Christophe con la grabación de “Aline” durante los sesenta, “los años yeyé”, hacia 1965, cuando todos los géneros musicales se juntaron en los escenarios de Francia. La década enorme de Michel Legrand y Léo Ferré, de Johnny Hallyday y Siylvie Vartan, de Charles Trenet y Jacques Brel, de George Moustaki y Barbra. Cinéfilo, jugador de póker, piloto de carreras en su juventud, y amante de los automóviles, Christophe no sintió vergüenza de su pequeña imperfección al digitar los teclados o por tener una voz temblorosa, tampoco por olvidar las letras de sus mejores canciones. “Yo no tengo buena memoria”, solía decir. https://youtu.be/TkJccK8jiIY Con la ayuda de Jean Michel Jarre, desconocido en 1974, firmó dos álbumes de culto: ‘Les Paradis perdus’ y ‘Les Mots Bleau’. A partir de entonces, la voz de Christophe se enrareció. “Succês fou” fue su último éxito de 1983 y desde entonces ya no grabó discos sencillos. https://youtu.be/mFSoC_1PMMg ‘France Inter’ realizó una entrevista en video, que la publicación intituló “Christophe: Yo no soy un cantante”. Sacó dos álbumes en 2019 (‘Christophe, etc.’), donde permitía que sus canciones fuesen interpretadas por las voces de artistas como Etienne Daho, Laetitia Casta, Eddy Mitchell, Camille, Raphaël, aunque siempre envueltas “de una bella reverberación”, y de arreglos distintos apoyados por los sintetizadores, y claro, “por verdaderos trovadores”.

Comentarios