'Misión de rescate”: Dos horas de balazos, un héroe y varios villanos

sábado, 2 de mayo de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Misión de rescate (2020) es una película palomera cargada de acción, villanos acribillados y un solitario guerrero estadunidense, degradado a mercenario que tendrá la oportunidad de redimirse. Y aun así, la cinta dirigida por Sam Hargrave se encuentra entre las 10 películas más vistas en nuestro país en la plataforma de Netflix. Chris Hemsworth interpreta a Tyler Rake, el mercenario que no tiene nada por qué vivir… hasta que le asignan una misión peligrosa: debe rescatar al hijo de un narco que ha sido secuestrado por una grupo rival. Para este trabajo, Rake y su grupo deberán ir a Bangladesh. Al principio todo sale más o menos como se había planeado, claro, con muchos balazos y con Rake haciendo alarde de su destreza como guerrero, mientras acaba con quien se le ponga enfrente, pero más o menos todo va sin problemas. Sin embargo, una vez que Rake consigue asegurar su objetivo –o sea, al chico secuestrado, llamado Ovi (Rudhraksh Jaiswal)–, las cosas comienzan a salir mal: de entrada, la policía cierra la ciudad pues está coludida con el grupo que secuestró al chico, y luego, los miembros del grupo de asalto de Rake empiezan a caer uno por uno. Es una trampa. Prácticamente solo, en una ciudad hostil, Rake deberá encontrar la forma de sobrevivir, lo cual conlleva tomar una decisión complicada: deshacerse del muchacho que acaba de rescatar. Las lealtades serán puestas a prueba y, sobre todo, el alma de Rake. Los personajes secundarios están cumplidores y funcionan muy bien como aderezo de la historia, y sirven para que la trama se desenvuelva en el tema de las traiciones y lealtades: tenemos a Nik (Golshifteh Farahani), la colega y amiga de Rake; a Gaspar (David Harbour), amigo entrañable del protagonista, y a Saju (Randeep Hooda), un matón que trabaja para el padre de Ovi, leal a su jefe y a su familia. La cinta dura cerca de dos horas y casi todo ese tiempo es de balazos, lo cual la convierte en una típica película de acción, de buenos contra malos, del héroe americano salvando el día. Sin embargo, tiene por ahí un giro que la convierte en un filme no tan convencional dentro del género, lo cual no necesariamente la hace mejor, sólo es una particularidad que se agradece. En fin, Misión de rescate sirve para entretenerse un rato, en estas circunstancias…

Otras Noticias