Del Toro, G. Iñárritu, Hayek y Mandoki apoyan Sifonóforo, fondo para ayudar a trabajadores del cine y audiovisual

viernes, 12 de junio de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Para ayudar económicamente a los trabajadores de la industria cinematográfica y audivisual más afectados por la emergencia sanitaria, realizadores y profesionales de esta comunidad se unen para crear el Sifonóforo, Fondo de Emergencia Audiovisual. Dicho fondo ya cuenta con 10 millones de pesos, donados por empresas y profesionales como Guillermo Del Toro, Alejandro G. Iñárritu, Salma Hayek, Alfonso Herrera, Issa López y Luis Mandoki, así como Ambulante, Ánima Estudios, Argos Media Group y Lemon Films, entre otros. El apoyo es principalmente para los técnicos y manuales. Podrán acceder a veinte mil pesos por única vez. Las solicitudes se harán a través de la plataforma digital de la AMACC, https://www.amacc.org.mx/sifonoforo, y serán revisadas por un Comité Evaluador, conformado por integrantes designados por las compañías que han apoyado el fondo. La convocatoria estará abierta durante dos meses a partir de su publicación o hasta que se agoten los recursos asignados para tal fin, lo que ocurra primero.
Videoconferencia
En conferencia de prensa digital, Mónica Lozano, presidenta de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) y productora, comentó que se detuvieron los rodajes y los proyectos están inciertos por el covid-19, “y la fecha de regreso a la actividad filmica plena se ve todavía lejana, se están trabajando en protocolos, modelos de producción, presupuestos, nuevas formas de resolver planes de trabajo que hoy deben ser modificados totalmente, nadie sabe con presición qué va a pasar”. Resaltó: “En medio de todo esto, ante la crisis sanitaria, laboral y económica por la que estamos pasando, hay muchísimos compañeros trabajadores de esta industria en situación de verdadera emergencia y mayor vulnerabilidad, jefes de familia, madres solteras, compañeros en la primera fila de trabajo cotidiano en un set día a día y que de un día a otro se quedaron sin ingreso, para ellos es Sifonóforo”. Detalló que fueron 46 proyectos que se suspendieron entre películas de ficción y documental y series de televisión. Hizo un llamado a la solidaridad al sector cinematográfico y audiovisual “para que este fondo pueda ampliarse y alcanzar así a más personas que nos necesitan”.
Iñárritu: una banda muy unida
Alejandro G. Iñárritu, director y productor, platicó de la creación de Sifonóforo: “Me siento muy orgulloso de pertenecer también a toda esta comunidad cinematográfica que se ha unido con este fin. Dentro de todas las complicaciones que puedan haber en una industria, de algo que tiene muy particular este sector en México desde que pertenezco a ella es la unidad, sí siento que hay una banda muy unida cuando se necesitan las cosas. Hay una competencia sana, pero hay realmente una comunidad que se une ante esta situación, porque sabemos lo frágil que es. “Y la razón por la que se creó este fondo, Sifonóforo, el cual es un organismo que parece individual, está conformado por muchos organismos que de alguna forma habitan en el fondo, en la oscuridad, pero producen su propia luz , cada uno tiene distintas funciones y eso es la comunidad cinematográfica. Nace como un acto de solidaridad para los más vulnerables, los que obtienen menores sueldos, las personas de más edad, los que enfrentan problemas de salud”. Destacó que esto es para demostrar el poder de la unión, “lo cual es más importante en todos los momentos”, y agregó: “El cine para mí no sólo es un arte y una cultura, es también parte de nuestra identidad, y más importante, el cine es un proyecto social, de salubridad mental, es un desafío a todos las formas convencionales para ir progresando, es un acto de libertad de expresión, de ideas, enfrentamiento, denuncia, provocación, iluminación, muchas de las cosas que a través del cine podemos conocer. “La gente que hace el cine es una tribu frágil, donde hay una cantidad de oficios, hay personas que ha tomado años para prepararse, y es además un oficio inconstante, impermanente, mutable entre las empresas, nos conocemos casi todos y es un arte donde se hacen sueños, con mucho dinero, con mucha responsabilidad. “Entonces, está pausa que estamos viviendo todos pone en peligro de extinción a esta tribu de gitanos que somos, que provee y hace posible una industria entera de la que dependen 30 mil personas en México. “Este fondo es un pequeño intento, porque es tan grande el problema que apenas podemos atender en la medida de lo posible de nuestras posibilidades y seguir apoyando a quienes lo necesitan mientras el trabajo no regrese, que parece que va a ser difícil, llevamos cuatro meses y ahora quizá son muchos meses más y esto para muchos es insostenible”.
Bases
Leonardo Zimbrón, presidente de la sección de productores de largometraje de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine) y productor, explicó las bases generales del fondo. Dijo que los lineamientos y requisitos para solicitar el apoyo se publicarán en esta convocatoria, misma que se difundirá a través de las redes sociales y el sitio web de la AMACC y de los integrantes de este grupo que integraron Sifonóforo. Subrayó que es importante que los que concursen no trabajen desde el 15 de marzo pasado. Inna Payán, productora y presidenta de la AMPI, expresó que ahora más que nunca, con el devenir del problema sanitario mundial, “en nuestra industria sentimos que no nos podemos dar la espalda entre nosotros”. Luego subrayó que le correspondía hablar del impacto de la industria cinematográfica en México: “Basta ver las cifras del último Anuario Estadístico de Cine Mexicano para darse cuenta de la repercusión que tiene desde un punto de vista económico. Por mencionarles unas cifras, tan sólo en 2019 se realizaron 216 largometrajes y al menos 49 series, la cifra más alta en nuestra historia. “El cine en 2018 generó 30 mil 946 puestos de trabajo, lo cual representa un incremento del 37% con respecto a los que generaba en 2010. Además, se estima que el 40.6% de éstos corresponden a mujeres. El 73% es contratado de manera temporal por proyecto; por lo tanto estamos hablando de personas no dependientes de una razón social”. Anexó: “El cine genera miles de empleos indirectos y una derrama económica considerable, ya que repercute en múltiples y diversos sectores, entre los que podemos señalar: alimentación, transporte, seguridad, renta de inmuebles, industria textil, de construcción y hotelera, por mencionar tan sólo algunos de los elementos de la sólida infraestructura de servicios cinematográficos especializados que se ocupan durante los procesos de producción. “Por esto, el cine es una de las industrias que cuenta con uno de los efectos multiplicadores más altos del país, según un estudio realizado por la Cámara Nacional de Cinematografía (Canacine). “Nuestra industria se fortalece y crece año con año. Entre el 2008 y 2018 el cine ha tenido un crecimiento promedio anual de 6.2%. Esta variación resulta superior al promedio de crecimiento del sector cultura e incluso del total del PIB nacional, que fue de 2.1%. En otras palabras, el comportamiento económico del cine es casi cuatro veces más dinámico que el conjunto de la economía mexicana”.
Impacto simbólico
Enseguida, especificó: “Además, el impacto económico no es el único beneficio que depara nuestra cinematografía. Está también, y sobre todo, su impacto simbólico, que ensancha el espíritu, despierta la creatividad, encauza la rebeldía y abre las puertas de la libertad. “Nuestro cine es representación de nosotros mismos, hace que nos reconozcamos los unos a los otros. Es el forjador de nuestros sueños, es nuestro retrato, nuestra memoria y nuestro rostro. Es repaso de nuestro pasado y conciencia crítica de nuestro presente. Y también visión hacia el porvenir, porque como diría Deleuze, estamos contando la historia de un pueblo que todavía no existe”. Enseguida, enfatizó todavía más: “Nuestro cine es la memoria de todos: de los viejos, de los jóvenes, de las doctoras y doctores, de las amas de casa, de los periodistas, de los obreros. Nos ha ayudado a construir nuestra identidad diversa  y colectiva, la que forja identidad y patria”. Y citó a Rosa Montero: “Somos 7 mil millones de personas en la tierra y debemos tener cabeza, esperanza, resistencia, paciencia y clara conciencia de que nos queda mucho por delante”. Julio Chávez Montes, productor y guionista, manifestó que se han logrado reunir 10 millones de pesos de donativos y continúa la búsqueda de más aportadores. Y que seguirán solicitando donativos y Sifonóforo no solicita un monto mínimo para donar. Las otras empresas y personalidades que han participado son: 11:11 Films & TV, 78 Films, Alazraki Entertainment, Alebrije Producciones, Animal de Luz, Barraca Producciones, Besos Cósmicos, Cacerola Films, Caguama Producciones, Cine Qua Non Fims, Cozazón Films, Draco Films, Espectáculos Fílmicos El Coyul, Esperanto Kino, Filmadora, Guillermo del Toro, IQ – Icunacury Acosta & Company, La Corriente del Golfo, Mil Nubes-Cine, Mostro Films, Norman Christianson, Panorama Entertainment, Perro Azul, Piano, Pimienta Films, Raúl Olvera, Redrum, Río Negro/Barracuda, Sin Sentido Films, Talipot Studio, Tania Benítez, Tequila Gang, This Is Why Cinema, Tigre Pictures, Traziende Films, Varios Lobos, Videocine y Woo Films.

Comentarios