Cultura

Angelina Muñiz-Huberman ingresa a la Academia Mexicana de la Lengua

Es autora de los libros ‘El atanor encendido. Antología de cábala, alquimia y gnosticismo’, ‘Las raíces y las ramas: Fuentes y derivaciones de la cábala hispanohebrea’, ‘El sefardí romántico’ y ‘En el jardín de la Cábala’.
viernes, 15 de enero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La ensayista, narradora, poeta y académica de origen francés Angelina Muñiz-Huberman fue elegida ayer como miembro de número de la Academia Mexicana de la Lengua (AML), que en sesión plenaria vía remota determinó que ocupe la silla VII vacante desde el fallecimiento del historiador Miguel León-Portilla.

Ganadora del Premio Nacional de Lingüística y Literatura en 2018, por sus investigaciones en literatura hispanohebrea medieval, novela histórica y sefaradí en la literatura mexicana, entre otros temas, Muñiz-Huberman nació en Hyères, Francia, en 1936, y es nacionalizada mexicana. 

Ganó, asimismo, el Premio Internacional de Novela Sor Juana Inés de la Cruz de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara en 1993 por su obra ‘Dulcinea encantada’, publicada por Tusquets Editores.
    
A través de un comunicado, la AML destacó que la escritora, profesora de Literatura comparada en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en la que obtuvo el doctorado en Letras, se doctoró también en Lenguas romances en las universidades de Pensilvania y de Nueva York.

Y es “una de las voces más singulares de las letras hispanoamericanas, e investigadora acuciosa de la mística hebrea (inauguró los estudios sefardíes en México) y la cabalística como referente de la crítica literaria”.

Es autora de los libros ‘El atanor encendido. Antología de cábala, alquimia y gnosticismo’, ‘Las raíces y las ramas: Fuentes y derivaciones de la cábala hispanohebrea’, ‘El sefardí romántico’ y ‘En el jardín de la Cábala’.

Entre sus géneros y temas se mencionan la autobiografía, la transgresión y la intertextualidad, el exilio español y la Guerra Civil, y la muerte, en obras como ‘El canto del peregrino. Hacia una poética del exilio’, ‘Dulcinea encantada’, ‘La sombra que cobija’ y ‘Rompeolas’.

Fue ganadora de los premios Xavier Villaurrutia y Universidad Nacional; obtuvo la Medalla Arqueles Vela de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, y fue reconocida por la Escuela Nacional de Altos Estudios de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

Más de

Comentarios