Música

Enrique Bunbury, rock en levitación virtual

Vía streaming, el cantante español aprovechó la oportunidad de su concierto virtual para congraciarse con sus fans y compartirles sus nuevas creaciones.
martes, 26 de enero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (APRO).- Una marejada de buen rock e intensas emociones vibraron durante el streaming del cantante español Enrique Bunbury, quien compartió sus recientes discografías Curso de levitación intensivo y Posible, además de una larga lista de éxitos en su trayectoria.

La transmisión desde la Madre Patria al mundo llegó hasta nuestro país de la mano del concepto “Irrepetible” de la empresa nacional Ocesa, a través de la plataforma E-ticket Live, en puntal arranque a las 20:00 horas (tiempo de México) cuando abrió el telón del escenario para vislumbrar inmediatamente la figura del espigado rockero. 

Las rolas “Cualquiera en su sano juicio (se habría vuelto loco por ti)” y “N.O.M”, marcaron la apertura del único concierto virtual que ofrecerá Bunbury en confinamiento, una oportunidad que aprovechó la celebridad oriunda de Zaragoza, para congraciarse con sus fans y compartirles sus nuevas creaciones.

“Es un placer de verdad estar con todos vosotros, poder cantar para vosotros. Tenemos bastantes canciones nuevas que presentarles de dos discos que hemos editado en el 2020”, expresó el cantautor en referencia a su álbum Posible (lanzado en mayo pasado) y el recién cocinado “Curso de levitación intensivo”.

El nacido un 11 de agosto de 1967 dispuso de atractiva producción centrada en su banda, al compás de relucientes juegos de luces que generaron atmósferas etéreas. Los movimientos de cámaras permitieron calar la amplitud del entablado, con acercamientos al solista y a su ilustre ensamble rockero conocidos como Los Santos Inocentes, que integran: Ramón Gacías (batería), Quino Béjar (percusión), Robert Castellanos (bajo), Jorge Rebenaque (teclados), Álvaro Suite (guitarra), Jordi Mena (guitarra) y Santiago del Campo (sax).

 Ataviado en un elegante traje morado y haciendo gala de su reconocida gallardía escénica, el también guitarrista entonó un extenso paseo sonoro de su evolución musical como solista sin faltar su etapa en su antigua y muy prestigiosa agrupación Héroes del Silencio. El repertorio contempló cortes como “El precio que hay que pagar”, “El momento de aprovechar el momento” y “Las palabras”, en tanto el público se regodeaba feliz apoderándose del chat virtual. “Cuna de Caín” “Despierta” y “La gran estafa”, configuraron la frenética velada con una entrega absoluta de los músicos en escena. En catarsis Bunbury se despojaba de su saco dando paso delirante a los recuerdos a través de “Deshacer el mundo” y seguir con “Infinito”.

Delinearon el recital de creciente emoción la entrañable “El extranjero” y la antaña “Mar adentro” en añoranza por los Héroes del Silencio, un omento especial cuando aprovechó la oportunidad para reconocer a los técnicos e ingenieros que hicieron realidad el show:

 “Nosotros hemos montando aquí todo el escenario como si estuvieran presentes”.

 Y enfiló retirada en falso con “Lady Blue” enunciando:

“Muchas gracias a todos, hasta bien pronto”.

Sin embargo, tras una breve pausa retornaron para el finiquito con “El pálido punto azul”, la clásica “Maldito duende” y cerrojazo al ritmo de “La constante”. Luego de dos horas de éxtasis, Enrique Bunbury culminó su sábado glorioso exitosamente en inexorable despedida, pasaditas las 22:00 horas, juntándose con sus músicos al filo del escenario rendían reverencia en gratitud a su audiencia que enloquecía levitando en universos virtuales. 

Enrique Bunbury debutó como solista con su disco Radical Sonora en 1997, luego de que anteriormente fuese líder de los Héroes del Silencio, una de las bandas insignia en la historia del rock en español y adoradas en México, donde sus seguidores siempre esperan un reencuentro con ansia.

Más de

Comentarios