conciertos

Bauhaus, el regreso del rock gótico a los shows masivos en la CDMX

El show de atmósferas post-punk cautivó a fans de la vieja guardia, así como a nuevas generaciones, que cantaron cada uno de los temas.
martes, 26 de octubre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Una gala de rock gótico por parte de la banda británica Bauhaus en el Parque Bicentenario, fue la que marcó el regreso al aforo total en espacios al aire libre como parte de la apertura en “semáforo sanitario verde” en la capital mexicana.

El reloj marcó las 21:30 horas este domingo --en la segunda de dos presentaciones en el recinto al poniente de esa ciudad-- cuando emergió el enigmático vocalista Peter Murphy, acompañado de sus camaradas Daniel Ash (guitarra y saxofón), David J. (bajo) y Kevin Haskins (batería), quienes al instante del primer acorde resucitaron las emociones de sus seguidores al ritmo de “Rosegarden Funeral of Sores” y “Double Dare”.

 

Murphy, ataviado como un elegante catrín, con sombrero y bastón, engalanó con teatralidad cada una de las rolas (con algunos cambios de vestuario), dando vuelo a “In The Flat Field”, “A God in an Alcove” así como la vibrante “In Fear of Fear”. Los asistentes acudieron al aquelarre con indumentaria ad hoc en su mayoría en color negro, entre darks, punks, rockeros y público sin importar estilos, todos disfrutando del espacio a cielo abierto en una noche fresca otoñal.  

El espectáculo permeó al recital con una audiencia ansiosa por escuchar a una de las agrupaciones insignias del rock oscuro -- el cuarteto surgió en 1978 en Northampton--, todo ello bajo la magia escénica que caracteriza a cada uno de sus integrantes.

El show de atmósferas post-punk cautivó a fans de la vieja guardia, así como a nuevas generaciones, que cantaron cada uno de los temas, reluciendo las clásicas “She’s in Parties” y “Kick in The Eye”.

La producción destacó por la iluminación, recurso utilizado magistralmente por Murphy para transfigurarse en el ente vampírico que conceptualmente enaltece Bauhaus y que ofrendó con el himno “Bela Lugosi’s Dead”.

El paseo sonoro contempló “Silent Hedges”, “The Passion of Lovers”, “Stigmata Martyr” y “Dark Entries”, para ocultarse los músicos tras las catacumbas del escenario. Luego de la breve retirada, retomaron en veloz encore “Telegram Sam” honrando a T. Rex y “Ziggy Stardust” en tributo a David Bowie.

Acercándose las 23 horas, el tema  se escuchó las rasgadas de la guitarra acústica para “All We Ever Wanted Was Everything”, acariciando los corazones y las entrañas a través del lúgubre cántico del líder de Bauhaus, en conjunto al coreo ensordecedor seguido por los respetables.

Entre la alegría desbordada, los brincos, aullidos y algunas miradas lacrimosas de la fanaticada, los “vampiros” Peter Murphy, Daniel Ash, David J. y Kevin Haskins, se despidieron agradecidos con su gente para uno de los conciertos que permanecerán eternamente en los recuerdos.  

Bauhaus concretó dos exitosas tocadas de ensueño y arte oscuro en la ciudad de México (este 23 y 24 de octubre), donde participaron como invitados especiales para abrir sus shows a Soriah y Automatic. 

Comentarios